No se me ocurre mejor manera de lastimar tan profundamente a un amigo fotógrafo en sólo 7 segundos. Porque la de arriba es una Canon 5D Mark II, una de las mejores (y más caras) cámaras que existen (por lo menos en lo que conocemos los simples mortales).

De hecho, acá ya varios nos declaramos oficialmente fans de la cámara por muchos videos de limada calidad suyos que anduvimos viendo (si hasta el final de la última de House se grabó con esa cámara… ¡Y es una cámara de fotos, joder!).

Pero éste video puntual, en sólo 7 segundos, muestra cómo se rompe por un láser que le da directo en las bolas en el sensor. El tipo (un español) estaba filmando el desfile del orgullo gay en Madrid hasta que pasó lo dicho, hubo un ruidito, y le quedó un buen adorno horizontal.

Cuando lo vi en el blog Mundo5D (blog sobre éstas cámaras que sigo hace un tiempo y que ME ENCANTA) pensé que sería algo aislado, pero entrando a la descripción del video, veo a éste otro pobre tipo que le pasó lo mismo (y con la misma cámara):

¡Pero hay más! Como en el blog decían que el láser puede lastimar los ojos, estuve buscando en Google y me encontré con ésta noticia de 2008 que cuenta de algo así: 30 rusos se quedaron casi ciegos en un festival electrónico llamado Aquamarina.

Laser en los ojos

O sea que eso que nos decían las madres cuando estaba en la primaria y se había puesto de moda el puntero láser de $5, ¡no era una vil mentira onda la digestión! ¡Era en serio!. 😛