Contrario a la creencia popular de madres, padres, tíos, abuelos, novias, o amigos cercanos, los «informáticos» o personas «que saben de eso de las computadoras», no es que justamente tengamos un poder extraño de control de los aparatos. No es que hayamos leído miles de manuales (no leí ni uno en toda mi vida), ni que «mi hijo es un auténtico genio» (sí, mi mamá me quiere mucho).

Simplemente los «parientes informáticos» tenemos un método de trabajo:

El método informático

Vía XKCD: «Chuleta para el soporte informático».