http://www.youtube.com/watch?v=Esr_okP5Qmo

… o no.

A los yanquis les gustan esas cosas raras de darle un beso a la mujer en la platea para salir en la pantalla gigante del estadio de básquet/béisbol/etc., o cosas por el estilo que nosotros creemos que nada más pasan en las películas.

Una de ellas es la del video… la propuesta de matrimonio ideal para varios se da en uno de los lugares menos románticos que se me ocurren sin pensar demasiado: el estadio de basquet. Algunos proponen matrimonio en la tele, otros en los estadios… y los que hacen ésto en un partido importante, combinan las dos. Un partido de básquet que sale en la tele.

Bien, un pedido a modo de ruego de rodillas para las mujeres: si te proponen matrimonio en televisión o adelante de tanta gente, ¡por favor, decí que SÍ!. El tipo tiene que ser muy idiota y despreciable como para merecer tal humillación. Podés considerar el hecho de decirle que sí y después, camino a casa, explicarle que ni loca, y que fue bastante idiota de su parte lo que acaba de hacer. No, minuto, puede que se merezca el «NO» público, ahora que lo pienso.

Un pedidio a modo de ruego de rodillas para los hombres: Negro, ¡no hagas algo así si no estás por lo menos un toque seguro de la reacción!. Si no estás muy seguro o la remás un poco más, ¡o hacés algo espectacular pero más íntimo!.

Segundo pedidoamododeruegoderodillasparaloshombres: entendamos que es muy probable que para ella lo más romántico del mundo puede que no sea estar con la camiseta de «los Rockets», parada en el entretiempo en medio de un estadio de básquet…

Diferente sería el hecho de que esté con la camiseta de Racing en tan hermoso como romántico Cilindro de Avellaneda, obviamente.

Volviendo al tema, creo que algunos van con la idea de que si le hacés una propuesta de matrimonio espectacular, la señorita olvidaría tu panza, tu mal humor, y que no tenés futuro y aceptaría gustosa casarte con vos. Y por más que algunas lo hagan, ¡no creo que sean las que valgan la pena!…

Y ojo, no es que sea experto en eso de proponer matrimonio, pero hay cosas que necesitan de un par de dedos de frente nomás…