¿Realmente algún encargado de cuidar la seguridad en el fútbol se piensa que el hecho de que clausuren el estadio por un par de fechas le afecta de alguna manera aunque sea remota a los barrabravas del club que tiran piedrazos a los jugadores/arbitros y que se matan a golpes entre ellos?

¿O ese tipo de sanciones extrañas son nomás para que los demás pensemos que «están haciendo algo al respecto»?

El hecho de que a la gran mayoría de los barrabravas les importa MUY poco el club no es novedad. El hecho de que para la gran mayoría (que no quiere decir todos, sino obviamente, «la gran mayoría») es un negocio y no una pasión o algo por el estilo, es vox populi también.

¿Entonces por qué de una vez no ponemos la seguridad donde es necesaria? Y sé que es por negocio, pero me da bronca…