Dos chistes de doctores… el único que está en la familia es pariente lejano y no me cae bien… así que no va a haber problema:

Entra una mujer corriendo al hospital, ve al medico y le dice:

– Doctor, soy la esposa del hombre que trajeron hace un momento, al que atropelló una combi, dígame por favor la verdad, cómo está?

A lo que el doctor, con la tranquilidad que los caracteriza, responde:

– Señora, le comunico que su esposo de la cintura para abajo no tiene ni un rasguño.

La mujer alegre le pregunta:

– Ay que bueno, y de la cintura para arriba? Cómo está? ¡Dígame!

– Bueno, eso todavía no le puedo decir, porque todavía esa parte no llegó.

Un asmático en medio de un ataque, sube como puede cinco pisos, golpea la puerta, le abren y dice:

– Doctor tengo mucha asma, qué me recomienda?

– Fácil, no fume, no tome, descanse y cómprese unos buenos lentes.

El asmático confundido pregunta: 

– Doctor, pero qué tienen que ver los lentes con el asma?

– Son para que encuentre la casa del doctor, que está en el piso de abajo, porque yo soy albañil.