Saltar al contenido

Etiqueta: optimismo

El trabajo está cambiando

«El nuevo paradigma laboral» se llama el video que encabeza el post. El entrevistado es Sergio Fernandez, un periodista especializado en temas de desarrollo personal. Juzgando por el nombre de su blog personal («Pensamiento positivo«) me puedo imaginar que es de los míos. 😛

Es una entrevista de casi 25 minutos, para ver con tiempo. Sobre la actualidad laboral, los cambios que está teniendo, cuánto pesa la idea de ser tu propio jefe, cuánto la idea de hacer lo que te apasiona hacer, y demás. Las reglas son otras, las crisis son otras, y los que tienen éxito están haciendo cosas diferentes que las que hacían nuestros padres o nuestros abuelos.

Una frase al pasar: «¿Quieres acabar mal, en la calle, pidiendo limosnas? Rodéate de ‘realistas’. Es el primer paso fundamental». 😛

Como siempre, el que quiera verlo, ahí lo tiene recomendado. Yo lo vi en La Caja Multiuso.

2 comentarios

La «suerte» es una actitud

«Luck is an attitude» (la suerte es una actitud) dice ésta nueva publicidad de Martini que intenta mostrar lo que dijo Fito Paez en su momento: No es una cuestión de suerte, «es solo una cuestión de actitud». Y en el sitio de Martini, expanden un poco eso con una declaración que traduzco en mis palabras (sabemos todos el riesgo que «en mis palabras» implica):

«No existe tal cosa como la suerte, vos podés crear tu propia suerte con la actitud correcta y con el estado mental correcto. Así que tomá cada oportunidad, viví un poco y mirá a dónde te lleva eso».

Y yo creo que más allá de lo que uno piense sobre el futuro, el destino, la suerte, y demás yerbas, es innegable que la actitud es clave en cualquier área de la vida y de los proyectos. Uno de los componentes principales del éxito. No es lo único que importa, claramente. Pero la manera en que tomamos las cosas, que reaccionamos a los problemas, o que afrontamos la vida es, a mi gusto y de lo que podemos controlar nosotros, lo más importante.

La simpática campaña es de la agencia Fred & Farid y yo la vi en nuestro blog mexicano amigo (cuyo autor cumplió años ésta semana) Creatividad Publicitaria.

4 comentarios

Espectaculares consejos para la vida, de Will Smith

Consejos de Will SmithInteresantísimo éste video de consejos para la vida de Will Smith. Y es simple como suena: es un compilado de diferentes entrevistas y comentarios de Will Smith dando consejos de vida. Contando cómo es su vida, contando cómo debería ser, explicando qué piensa, cuál es el «camino al éxito» que toma, recomendando cosas, contando historias, cosas que hagan pensar y reflexionar.

Dura 10 minutos y tiene subtítulos en español. Recomiendo verlo completo, y no desesperar, que (a mi juicio) lo mejor viene a partir de la segunda mitad.

Está cargado de grandes frases (propias y ajenas, todas citadas), de pensamientos interesantísimos, y de comentarios de un tipo que está determinado en lo que quiere. Muchas grandes ideas, que si yo dijera ustedes no me creerían. ¡Pero por suerte vienen de un tipo grande como éste!. 😛

Yo lo vi en el blog «A las 10 en casa«.

4 comentarios

No me mueve la culpa, me mueve la motivación

Motivacion

A veces pienso que me gustaría ser ese tipo de persona que se despierta temprano durmiendo 8 hs., desayuna saludable, sale a correr/caminar/andar en bicicleta/pasear al perro, hace natación, fútbol, hasta remo, lee algún buen libro por semana, aprende inglés, viaja a surfear 1 vez por mes, y al final todavía tiene tiempo para salir con amigos seguido y vivir cada día realmente alguna cosa por la que haya valido la pena levantarse. Y eso incomoda un poco a mi vago cerebro.

Porque después noto que tengo bastante fiaca encima como para vivir así. Así que me digo a mi mismo que no soy menos ni peor persona por no salir a correr, ir a natación, o ir a hacer de una vez ese trámite que tengo pendiente. No soy más maldito por eso. Y eso deja a mi culpa tranquila.

Y tengo el problema de que las dos cosas son verdad. No soy menos por eso, pero sí me gustaría hacerlo. Y ahí entiendo algo fundamental: A mi no me mueve la culpa, sino la motivación.

Motivacion

No sé los demás, pero yo no me activo pensando «Que mal tipo, podría estar corriendo y estoy acá tirado como morsa«, porque mi cerebro (bien adiestrado) piensa «La estoy pasando bárbaro acá sentado, y la vida está hecha para disfrutarla, viejo«.

Yo me activo pensando «Me gusta ese tipo de vida. Quiero ese tipo de resultados. Llegar hasta ahí, tener esa paz en la cabeza, esos ratos de reflexión, eso…». Soy de esa gente que se estimula con lo positivo de las cosas. Ponele, para ponerlo claro, aunque suene cursi: Soy de esa gente que no va a una marcha «contra la guerra», sino a una marcha «por la paz», que es otra cosa.

Optimistas, soñadores, persistentes, luchadores, idiotas, ñoños, adolescentes, infelicesquenomaduraron, no sé cómo le decís vos a esa gente, pero yo soy de esos. Y aunque parezca una huevada, es todo un hallazgo descubrirlo. Es un razonamiento fundamental. Porque una vez que uno entiende eso, se conoce mejor y sabe cómo moverse a las cosas que quiere.

Ejemplo: Yo no tengo sueños realmente imposibles. Tengo sueños de esos que la gente dice que son imposibles, pero no tengo sueños realmente imposibles. Eso es por el mismo motivo que no me gusta mucho la ciencia ficción: Si no me puede pasar en la vida real, ni me lo cuentes que no me interesa.

Entonces, si mis sueños son difíciles pero posibles, quiero hacer lo necesario para alcanzarlos, porque a la larga depende de eso: de lo que yo haga o deje de hacer para alcanzarlos. Así que cuando la cosa se complique, ya sé con qué arengarme: no con la culpa, sino con la motivación. 🙂

4 comentarios

El delivery de sueños (¿le pasó algo al de la moto?)

Viendo ésta publicidad cortita de Loto, me quedé pensando lo irónicamente real que se torna en nuestra vida muchas veces. Sin darnos cuenta pensamos que los sueños funcionan así. Soñamos algo y nos sentamos a esperar que se nos cumpla el sueño… algún día. Como por arte de magia, sin esfuerzo, sin planes, sin nada más que soñar. Como si los sueños se pidieran al delivery.

Y a veces peor: hasta nos saltamos hasta ese básico paso de soñar. Y dejamos que lo que marque los sueños que guían nuestra vida sean el imaginario popular (¿no es raro que siendo tan diferentes todos soñemos con viajar a los mismos lugares, salir con los mismos famosos, ver al mismo grupito de actores en persona, tener los mismos autos, etc.?) algunas películas o series, los sueños de otros, o hasta los sueños que le convienen a otros, y no siempre a nosotros…

Y queremos «alcanzar la felicidad», pero nunca ni siquiera nos planteamos qué sería la felicidad para nosotros, ni cómo se consigue. Nunca pensamos en qué momento o situación de la vida estaríamos felices o realizados, ni qué pasos hay que seguir para llegar a ese momento.

Así que se me ocurrió que ya que en éstos días el calendario se presta para reflexionar (sí, es cliché reflexionar a fin de año, pero nunca viene mal…), estaría bueno pensar en eso. No crear utopías de poesía, sino sueños puntuales y reales a cumplir por seres humanos normales como nosotros.

Hacernos cargo de nuestro futuro, de nuestros sueños, y de nuestra felicidad. De una vez dejar de echarle la culpa a los demás (familiares, amigos, jefes, ex-parejas), al pasado o al tiempo, y definir qué soñamos, qué pasos tenemos que seguir para cumplir esos sueños, qué cosas hay que dejar, cuáles sacrificar, y a qué cosas abrazarse más fuerte…

Por ahí arrancandolo de ésta manera, el 2011 se parezca más a esos años que soñamos… 😀

The future belongs to those who believe in the beauty of their dreams

«El futuro le pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños.»
9 comentarios