El país se encuentra en un contexto delicado en todos los aspectos. A pesar de ellos, hay
costumbres que nunca mueren, y la viva imagen de ello es el sector del juego. Una industria
que mueve millones de dólares al año en el país y a la que acuden jugadores de todas las clases
sociales.

Generalmente, cuando hay dinero de por medio, el estado se inmiscuye para poder regular la
situación. Es necesario poner unos límites y otorgar herramientas a los jugadores para que
éstos no sean víctimas de fraudes o engaños.

¿Cuál es la posición de Argentina en esta cuestión? ¿Bloquea la posibilidad de jugar o fomenta
las buenas prácticas de los jugadores para que puedan identificar los peligros?

Quién regula el juego en el país

Latinoamérica se encuentra con un gran problema con la falta de regularización de muchas actividades económicas de forma efectiva. El igaming es uno de los más importantes. Si bien pueden existir ciertas regulaciones para el juego, ligándolo con las loterías, todo cambia para el casino en línea que tan popular se ha vuelto en los últimos años.

Cada vez son más los países que desarrollan leyes específicas para estas plataformas de juego online. Leyes que buscan limitar la actividad en pro (generalmente) de la seguridad de los jugadores.

En Argentina, a diferencia de otros países, no es el Estado quien se encarga de establecer las leyes sobre esta materia. Tampoco existe un ente específico para la regulación del juego. Son las provincias las que deciden sobre esta materia.

Muchas provincias aún no cuentan con leyes específicas para regular el juego. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires y la Provincia de Buenos Aires autorizaron el juego en línea en 2019, sumándose a Chaco, San Luis, Tucumán y Río Negro, a quienes seguirían también Misiones, Corrientes y Santa Fe.

Qué garantías tienen los jugadores

La regulación en materia de juego es imprescindible para poder ofrecer un juego seguro y justo a los jugadores. A través de la emisión de licencias, como sucede en Buenos Aires a través de la Lotería de la Ciudad de Buenos Aires y el Instituto Provincial de Loterías y Casinos de la Provincia de Buenos Aires (quienes se encargan de la regulación en provincia y CABA), se identifica las plataformas que cumplen todos los requerimientos de la ley.

Estas licencias se deben encontrar visibles en todo momento en los casinos en línea, por lo que basta con buscar la información en la misma página web para identificar si esta operando de forma legal, según la legislación local. Esta información suele encontrarse al pie de la página, con un número de licencia y nombrando al órgano emisor de la misma.

¿Qué significa que los casinos online tengan licencias? Quiere decir que cumplen con los requisitos que establece el gobierno local o provincial. Entre ellos se aseguran medidas que permitan asegurar premios verídicos, así como la no adulteración de los resultados que se desarrollan en los juegos.

Muchos de los juegos de casino en línea hacen uso de sistemas de generado de números aleatorios, software que se puede manipular. Estos entes están en constante vigilancia para asegurarse de que son justos en su funcionamiento.

También se ofrecen garantías a los jugadores en materia de seguridad y asistencia. En caso de que haya inconvenientes y se pueda encontrar un fraude o un flagrante delito contra los jugadores, éste puede ser denunciado ante las autoridades para hacer frente de la forma más efectiva posible.

No existe una normativa federal en Argentina que regule el juego online, pero se están dando pasos en la dirección indicada en lo que respecta a la regulación de este tipo de actividad en línea.