El Obelisco, uno de los monumentos más famosos de Buenos Aires, apareció cubierto con un condón rosa gigante la mañana del 22 de septiembre. El caso fue, en realidad, una acción de marketing para el estreno de la cuarta temporada de Sex Education, disponible en Netflix desde el día 20.

La intervención llamó la atención de los turistas que visitaron el monumento en las primeras horas del día. El objeto se posicionó en lo alto de la estructura, y descendió gradualmente a lo largo del día, hasta llegar a su base. Las imágenes rápidamente se volvieron virales en Internet.

Esta acción de marketing fue patrocinada por Netflix argentino para promocionar la cuarta y última temporada de la serie estadounidense Sex Education. El preservativo, además de impactar al público, también sirvió, de forma divertida, para reforzar la conciencia sobre las relaciones sexuales seguras, uno de los temas centrales de la obra.

Todos los episodios están disponibles en la plataforma de streaming, mientras que el condón rosa gigante del Obelisco ya fue retirado, quedando solo el fin de semana de estreno.

Críticas a la intervención en el Obelisco

La acción de marketing de Netflix y su intervención en el Obelisco fue criticada en Internet, especialmente por los residentes más conservadores, quienes afirmaron que era una falta de respeto a un monumento tan importante.

El Obelisco fue erigido en la Plaza de la República para conmemorar el cuarto centenario de la fundación de la ciudad. En su lugar se encontraba la iglesia de San Nicolás de Mira, donde izaron oficialmente, por primera vez, la bandera argentina en 1812. En memoria del hecho, el Obelisco también porta inscripciones históricas para los turistas.

Por eso, en las redes sociales, publicaciones relacionadas con el acto de Netflix reunieron una serie de diversos comentarios y represalias de argentinos más enérgicos, mientras el público objetivo de la serie aprobaba la acción. Cuando las imágenes se volvieron virales, usuarios de todo el mundo estuvieron de acuerdo con la intervención y encontraron divertida la sensibilización.

Algunas teorías indicaron que se trataba de un proyecto CGI, y los visitantes en persona, de hecho, no dijeron que en realidad se trataba de un condón gigante con material real.

Vale recordar que, desde su inauguración en 1936, el Obelisco ha sido antes objetivo de otras intervenciones conscientes. Las campañas de prevención de ETS han utilizado estrategias similares al enfoque de la serie de Netflix.

Además, las fechas festivas de los juegos olímpicos universitarios, por ejemplo, también utilizaron los colores de las banderas para decorar el lugar, y el monumento ya recibió los colores de varios países para conmemorar las relaciones diplomáticas entre los países.

El país está experimentando una creciente ola de conservadores y partidarios de la derecha, especialmente a medida que se acercan las elecciones de 2023. Así, varias propuestas modernas relacionadas con el entretenimiento sufrieron represalias, como los sitios de apuestas online en Argentina, especialmente relacionadas con los deportes.

Sin embargo, muchas personas también están a favor de estas acciones, defendiendo intervenciones llamativas, ya sean de carácter publicitario o de sensibilización.

Sex Education

La serie Sex Education sigue al joven Otis, quien, criado con una madre liberal y un terapeuta sexual, comienza a desarrollar sus dotes de asesoramiento entre los adolescentes en la escuela. Sin embargo, al igual que en la vida real, también tiene que hacer frente a críticas y campañas de adultos conservadores contra la conciencia íntima.

En la cuarta temporada, objetivo de marketing de Netflix para Obelisk, la historia da su giro final, siguiendo a Otis y sus amigos en una nueva escuela, tras el cierre de la escuela anterior debido a la polémica en torno a la clínica sexual clandestina abierta por los estudiantes.

En este nuevo entorno, Otis podrá continuar con su plan clínico para ayudar a más adolescentes, pero también enfrentará otros dilemas y lidiará con un clima extrañamente progresista.

Aunque es una obra de entretenimiento, Sex Education ayudó a muchos jóvenes a ser más felices en su autoconocimiento, y difunde información importante sobre educación sexual y salud íntima.

Por ello, fans y espectadores de la obra defienden la campaña publicitaria, y publican imágenes del Obelisco con el condón rosa gigante para que más personas puedan ver el divertido resultado de la intervención.