Segui participando

Sin importar si tiene 15, 30, 80 o 150 años, uno está frito, jodido, complicado, en el momento en que deja de moverse, de estar activo. En todos los sentidos. En el sentido físico por ahí sea más notorio, pero cuando uno deja de mover la cabeza, es cuando más jodido se puso.

Y no estoy hablando de vejez, sino peor: de estancamiento. De no mejorarse, de no avanzar, de no conocer cosas nuevas, aprender cosas nuevas, descubrir lugares, sabores, canciones, libros, películas, posts, reflexiones, pensamientos, ideas…

En la mayoría de los procesos o los caminos para conseguir algo, la parte más difícil suele ser el principio. No porque el resto no cueste (que sí cuesta), sino porque una vez que uno se pone en ritmo, se mueve, y se motiva, el mismo sacrificio empieza a marchar más fácil sobre ruedas. La dificultad o la carga es la misma, pero el impulso es otro.

Es como empujar un auto. Aunque el peso del auto siempre sea el mismo, el primer empujón es el que más cuesta. Después entre la inercia del movimiento y lo feliz que estás de que ya lograste moverlo un poco, «aunque cueste lo mismo, cuesta menos».

Entonces el secreto para no estancarse, para no morir lentamente, es no dejar de moverse. No dejar de estar activo. No dejar de aprender, de investigar, de leer, de mirar, de visitar, de recorrer. Mantener la mente en movimiento, la cabeza en funcionamiento. No oxidarse.

Hay un interesante tema de Calle 13 que dice algo de ésto. Se llama «Todo se mueve» y dice varias cosas, pero las frases que nos importan son éstas:

«Todo lo que tiene ritmo respira. Hay que moverse, hay que asumir el rol, como los planetas giran alrededor del sol. Todo se mueve, la Tierra se mueve, las piernas se mueven, el agua se mueve, el tiempo se mueve, la sangre se mueve, cuando yo canto tu te mueves. Si te detienes el corazon se atora, lo que no se mueve no se mejora. Se enferma y se queda quieto. No se reproduce, envejece sin nietos.»

Y si yo supiera de esas cosas, en un mashup remixado, una mezcla entre la canción de Calle 13 y aquel discurso de Steve Jobs, remataría el tema con aquella frase de Steve: «Stay hungry, stay foolish«. Porque un poco la idea de la frase es esa: Seguí buscando, seguí moviendote, seguí descubriendo, seguí avanzando

Seguí participando. 😛