En un rapto de limadura, hace 2 días se confirmó que en un ratito me voy a Nueva York. A tierra de FriendsSeinfeld (que da un show JUSTO el día que me vuelvo), How I met your mother, y recientemente de nuestra amiga Conz.

En éstas últimas grises y casi santaroseñas 48 hs., además de intentar vender diferentes partes de mi cuerpo en el mercado negro para juntar la plata que me faltaba, de preparar algunos posts, y de desempolvar el básico inglés hablado, estuve cerrando los últimos preparativos para el viaje.

Si el Wi-Fi del hotel (si es que lo hay y es gratuito) me lo permite, no los abandonaré. La idea es seguir publicando (con mucha menos frecuencia) en los ratos que tenga libres con conexión. Tanto acá como en el blog de viajes (que andaba necesitando algo como ésto para volver a la periodicidad).

De nuevo: intentaré traer postales nuevas (en fotos y video) de la bélia Nueva York. Más de 30 grados de temperatura y varios centímetros de nieve diferencian un viaje del otro, así que según cuentan la ciudad en verano es otra y también está increíblemente espectacular.

Esta vez son 10 días nomás. Así que el que quiera viajar conmigo (siempre hablando virtualmente, aunque a futuro se podría charlar un viaje colectivo), puede hacerlo por medio de éste blog, el de viajes, o mi cuenta de Twitter. De nuevo: Si el Wi-Fi lo permite.

Y al que no quiera viajar conmigo: «Al cabo que ni quería«,  nos veremos a la vuelta. 😛

¡Buen viaje de antemano para ustedes también! (?).