Aquellos que tenemos el privilegio de casi no mirar Televisión Argentina (salvo Clase Turista y algunas pocas excepciones de oro), tenemos la suerte de estar al margen de Ricardo Fort, de Tinelli, y de todas esas cosas impresentables que se ven (y se repiten hasta el hartazgo) en el 95% de los programas de la tv argentina actual.

En éstos programas hay momentos que de tan impresentables pasan a ser perlitas. Y éste videíto en el que un panelista renuncia en vivo (¿o lo echan al final?) culpando a la conductora de hablar por atrás de él y ser poco profesional, es uno de ellos.

Es loco cómo primero el tipo mismo reconoce que forma parte de «un juego, una cosa mediática que nosotros o el mismo medio propone». O sea: un circo impresentable de personas de mentira que actúan problemas falsos. Y lo loco/triste es que eso vende… 😛