Esperé a que pase el boom de Diana Arroz (otra de las geniales publicidades de Mamá Lucchetti) para hacer algo que no sé si puede considerarse un «aviva giles».

A lo que voy: NO SE ESCRIBE «DAIANA» PORQUE DIANA ROSS ES UNA CANTANTE YANQUI DE VERDAD, INFELIZ. Y sí, a mi me lo preguntaron varias veces.

Pero agrego además tres curiosidades al respecto de Diana Arroz:

1) En éstos días escuché que no se descarta la idea de que la propia Molinos traiga a Diana Ross a Argentina auspiciada por Mamá Lucchetti.

2) Ésta es Diana Ross rompiendo todo en la apertura del Mundial de FIFA USA 1994:

3) Quizás el más revelador de todos los puntos. Como a la gran mayoría de las cosas en el mundo humorístico de hoy, Capusotto ya había creado a Diana Arroz en Todo por Dos Pesos: