Tranquilos que el título amarillista es porque estuve escuchando de nuevo «¿Hasta cuando?» de Capusotto y me quedó pegado (nota: pasa el tiempo y es cada día más actual). Eso al márgen.

Pero resulta que Greenpeace hizo en Zürich (Suiza) un flashmob bastante particular y algo polémico. Las imágenes serían éstas:

Lo que hicieron: varias decenas de personas estaban caminando por la ciudad como si nada, y en determinado momento arreglado de antemano se hicieron los muertos. Se dejaron caer como si algo extraño los hubiera matado de golpe.

La idea era advertir a la gente de los peligros que trae la energía nuclear. Sólo 40 minutos después de un accidente nuclear en alguna de las centrales que hay alrededor, la imagen del flashmob podría hacerse realidad.

El punto que defienden es: no es necesario seguir corriendo los riesgos de la energía nuclear. Se puede tratar con más seguridad el asunto, o directamente usar energías renovables.

Y en la idea el planteo de Greenpeace me parece buenísimo. En la realización ya no tanto. Por el pequeño detalle de que si yo estoy caminando y se empieza a morir gente alrededor mío me daría un cagazo tamaño XL.

Y exagerando la situación (aunque a un nivel posible) si mezclo ese cagazo con problemas del corazón, quedaría tirado en el suelo con los muchachos. Pero sería fuera de joda.

Se me ocurrió pensar en eso porque pensé la desesperación que me agarraría a mi si realmente pienso que de golpe y porrazo, de la nada, se mueren como 50 personas alrededor mío.

En la web de Greenpeace Argentina hay más información sobre la campaña. El video a ésta altura tiene 523.397 reproducciones. Yo lo vi en Interactivity.