Soy fan del tomate, desde chiquito. No sé si eso me condiciona, pero el video de arriba me hizo largar más de una carcajada. Y eso que es bastante cortito como para largar más de una.

Ya habíamos visto algo de la, cariñosamente hablando, «naranja hinchapelotas» («The Annoying Orange», se llama en inglés… aquella vez no lo dije).

Mirá vos la casualidad loca (?): el video anterior lo vimos justo antes de que arranque el Desafío Bloggie, y a éste otro lo vemos justo antes de que anuncie (en un rato) que arranca la inscripción para el sorteo. 😛

Después de una seguidilla de videos en español o con subtítulos, mi fundación por el subtítulo eficaz tuvo un traspié, y éste sale sólo en inglés. Pero bueno. Hacemos lo que podemos.

Pero bueno, al márgen de eso, muy copado el video. Llegué a él a través del twitter de alguien que ahora no encuentro. Prometo que actualizo el dato si lo hago.