Salvo que sean de conocidos queridos, no me gusta ir a los casamientos. Tengo que ir en muy buena compañía o quererlos mucho como para querer ir. Y parece que al protagonista de la publicidad de Captain Morgan (una marca de ron) le pasaba lo mismo.

Así que cuando la novia lo invita al (aburrido) casamiento de su prima, dice que está enfermo, aunque después termina en un bar con sus amigos. Ahí es que lo llama la novia al celular y… «¿Estás en un bar?», «No mi amor, es sólo la TV»…

El video está en inglés sin subtitular, pero creo que se entiende bastante bien… Y al margen: quiero un grupo de amigos así. 😛

Antes de que me olvide: lo vi en Aeromental.