En la vida de todo superhéroe hay momentos buenos y momentos difíciles. Tito no podía escapar a esa regla de la vida. Así es que ayer a la tarde, de alguna manera sabiendo el gol de river en el minuto 93 que lo esperaba a la noche, Tito decidió intentar suicidarse de mis manos. Es una larga historia que nos hace valorar la vida más que nunca.

TITO NOT DEAD

Se me cayó varias veces en la vida y ésta fue la más liviana, pero tuvo la mala suerte de caer sobre una piedra puntiaguda (estoy seguro que era la única con esa forma en toda la ciudad de Buenos Aires) y se vaqueteó un toque la pantalla.

El teléfono sigue andando normal, como si nada, pero para arreglarle la pantalla para que no se vea así cuesta… 300 dólares en MercadoLibre.

Suponiendo que jubilo a Tito y lo declaro equipo de música de la casa…

¿iPhone 3G, Sony C905 o Nokia N96?