Tengo desde marzo de este año un iPhone de 16 GB en mi haber. Un teléfono del que no hace falta destacar características revolucionarias, porque el que las cree ya las conoce, y el que «no las cree» y odia, también.

Para mi sin dudas cambió el concepto de lo que era normalmente un celular común a nivel usabilidad. Es un teléfono espectacular, navega en la web de una manera que todavía no vi en ninguno de los teléfonos que pude usar, y demás. Digo para que los fanáticos insoportables (que los hay de la gran mayoría de los telefonitos de moda) no malinterpreten lo que digo.

Pero hay cosas que todavía no entiendo cómo gente tan detallista como lo es la de Apple, no arregla, mejora, o hace algunos detalles que todavía tampoco entiendo por qué son como son. Y éstos son algunos:

Bluetooth. Entiendo que «afecta al negocio». Pero es el único teléfono que conozco que tiene pero no tiene bluetooth (nota: lo tiene pero no se pueden pasar archivos, sólo es para auriculares y esas huevadas).

Borrar y reenviar SMS. Cualquier persona que en su vida usó un teléfono celular (entre ellos mi padre, ningún experto en tecnología, aunque un empresario muy cheronca) habilitaría en su teléfono la opción de reenviar un mensaje recibido o enviado (imagino a los caceroleros de hace un tiempo teniendo que tipear «sale cacerolazo hoy a las 20 hs» por no haber una función que sea «Reenviar SMS»).

La misma persona se tomaría 5 minutos más y habilitaría la opción de borrar sms por separado (nota: en el iPhone para borrar sms, o borras todos los sms de un contacto -enviados y recibidos- o no borrás nada). Para no tener 1500 mensajes en la bandeja de entrada, pero tampoco tener que borrar mensajes importantes o inutiles pero que quiere guardar.

Aviso de Cumpleaños. Ésta es otra estupidez digna de asombro. En la «planilla» de cada contacto uno puede llenar muchos datos de una manera muy fácil, entre ellos la fecha de cumpleaños. Impecable e imprescindible para los que tenemos mala memoria para esas cosas.

Grande es la sorpresa cuando pasada la fecha (y habiendo quedado mal con el cumpleañero) uno se entera que a pesar de tener un calendario muy copado y completo, el dato del cumpleaños en la planilla de contacto es sólo un dato de color para el iPhone. No nos lo avisa, no nos lo recuerda, no lo anota en el calendario. Nada más lo tiene ahí en la ficha del contacto, de adorno.

MMS. Ok, con el teléfono anterior usé los mensajes multimedia (mandar una foto por mensaje, por ej.) como mucho 5 veces en toda mi vida. Y un par de esas, movistar se pasó por el traste mi foto y no le llegó nunca al otro. Pero así y todo, me pintaron ganas de mandar fotos y no tengo la función.

Cámara decente. Para tremendo teléfono, una cámara de teléfono, para mi no es suficiente. Saca fotos de celular, no graba video, y demás. Y sí, no es un detalle éste, y seguramente habrá motivos para obviar algo así (espacio, tamaño, precio, lo que sea), pero yo la quería. De hecho por eso me está tentando bastante la idea de un Nokia N95 de 8GB.

Y eso es lo que me acuerdo ahora, pero estoy casi seguro que tengo un par de «objeciones por estupideces» más. ¡Y tampoco es que esté pidiendo otra cámara adelante para hacer videoconferencia! Pido nada más que si anoto el cumpleaños sea para algo más que para tener un dato anecdótico en la fichita del contacto. Lo que digo entonces es que me llama la atención que prestándole atención a cosas tan importantes y nuevas (revolucionándolas), obvien huevadas como éstas…

Repito, malditos fanáticos: ES UN TELÉFONO ESPECTACULAR, SI. Pero si hiciste todo eso, ¿costaba tanto una huevada como la del cumpleaños o la de los sms? O ¿cuesta tanto ahora arreglarlo vía update?.

Yo sé que tiene poco de interesante éste post para el «público habitual», pero tenía que desahogarme por ese cumpleaños que me olvidé.