En realidad el título del post era «¡Pero que hij…!», haciendo clara referencia al sonido que me salió al ver en Flickr la foto de la nueva «oficina» de Fer Figheras (fotógrafo).

Nota importante: aquellas personas que asocian la palabra «trabajo» con la palabra «sufrimiento», vean las imágenes o el video bajo su propio riesgo. Las que son como yo, disfruten.

Cada tanto veo fotos de esos lugares que te hacen largar ese «¡Pero que hij…!». Van desde playas paradisíacas (como es el caso) hasta cabañas en la montaña (Bariloche ya dije que suele ser un destino de foto). Pero ésta ahora (además de ser mi nuevo wallpaper) entra con creces en mi top-ten.

En lugar de decir que lo envidio, me sale decir que voy camino a eso. Aunque sí, mientras tanto lo envidio. 😛