Ayer, después de un largo viaje en avión cruzando la América de Colón (?) de la mano de Macky, una "vieja amiga" (que no es lo mismo que una amiga vieja), llegó Tito. Ese es el nombre que en un rapto de femenismo (¿qué es eso de ponerle nombre a las cosas?) le puse a… ¡mi nuevo iPhone! 🙂

¡Bienvenido Tito!El tipo fue bien recibido y bautizado con la camiseta de Racing como se debe, mientras el k790 anterior retrataba el momento de su pérdida de poder. Después hubo un emotivo momento de traspaso de chip, que no pude retratar por una cuestión de que las únicas dos cámaras en la casa estaban siendo protagonistas del momento.

El k790 dio un discurso que llamaba a la reflexión, a no olvidar a los que nos ayudaron hasta hoy. Luego de eso Tito dio unas palabras asegurando mejorar las cosas, diciendo que va a honrar al voto de la gente, y todo eso. Después de eso si, fue re contra usado hasta que se acabara la batería, y demás.

No creo poder decir nada nuevo sobre el teléfono, pero tengo que decir que me parece comodísimo, que en menos de un día ya estoy acostumbrado al teclado (que es mucho más fácil de usar que en el teléfono "común"), que saca mejores fotos de las que me esperaba, que a pesar de no tener flash, trata mejor la luz y la oscuridad que mi k790 (por lo menos en mi opinión), y que en las demás áreas está preparado para ser más útil, rápido y productivo, cosa que en la mayoría de los teléfonos no pasa.

Además, mi hermana pareció sorprendida cuando vio que "no es un armatoste" como parecía. Y yo por otro lado, me divertí un rato viendo videos en youtube (antes de usarlo me parecía intrascendente la función para verlos… ahora me parece intrascendente pero copada).

Ahora me voy a poner a merodear por blogs que tengan tips, datos, "aplicaciones", y esas cosas para el teléfono (de paso, es muy buena la guía para desbloquear y activar el iPhone de Fepe). El que tenga cosas puntuales para recomendar, es bienvenido (evitemos los "visitá mi blog de Apple, que tiene de todo!").

Aclaro (porque lamentablemente es necesario aclarar éstas cosas) que no me lo compré para parecer nada, ni pretender nada. Simplemente llegué a juntar la plata, que la junté trabajando, y es un teléfono que me parece además de muy útil, muy lindo. Así que lo compro. Y punto.

Pero bueno, al que esté pensando en comprarlo se lo RECONTRA recomiendo. Y para el que no, trataré de no hablar mucho del teléfono.

Mientras tanto, Tito estará atento a los originales mensajes de bienvenida que le vayamos brindando. 😛