¿Usarías un reloj que te diga cuándo tiempo te queda de vida?

La gente de Mount Pleasant Group (una casa funeraria de Canadá) imaginó un smartwatch un tanto particular. No mide lo que corrés, lo que comés, los pasos que das o los pisos que subís. Mide con exactitud de segundos cuánto tiempo te queda de vida.

Obviamente, estamos hablando de un aparato que no existe. Es sólo una idea con fines publicitarios para que “empieces a planear tu último adiós, la vida de tu familia, y la preservación de tu legado“. Sí, dicho así es medio fuerte, pero me gustó la idea del “Quitbit” que proponen.

Se me ocurre algo como si fuera la idea de “El precio del mañana” con una vuelta de tuerca. Que no muestre cuánto me queda para mi muerte exacta (que puede ser en un accidente de tránsito, o de cosas impredecibles por el estilo), pero sí imaginarse que me muestre cuándo me queda de vida si sigo viviendo de la manera en la que vivo hoy.

Hasta cuándo puedo llegar a vivir si sigo comiendo como hoy, ejercitándome (o no) como hoy, caminando como hoy, trabajando como hoy, saliendo como hoy, y demás. Y con qué tipo de salud sobreviviría los últimos años.

Quitbit: ¿Usarías un reloj que te diga cuándo tiempo te queda de vida?

Con esos datos, sería más gráfico y más fácil hacer cambios grandes en la vida. Si sé que corriendo 3 veces por semana estiro el tiempo de vida un año más, muy probablemente me de más ganas de hacerlo. Si sé que comiendo mejor (o más liviano o sano) voy a agregar x cantidad de tiempo, probablemente no me moleste tanto dejar de lado el combo de McDonalds para darle espacio a una ensalada (aunque todo sin exagerar, los asados y las golosinas no se tocan).

Ahora que ya sabemos que no existe, pero que nos pusimos a pensar en lo genial que estaría que existiese algo parecido, pregunto: ¿Qué cosas cambiarías de tu día a día si supieras que eso tiene un impacto directo en tu salud y en la cantidad (y sobre todo calidad) de los años que te quedan en la vida?

La buena noticia es que aunque el smartwatch no existe, los cambios que podés hacer para vivir más y mejor, existen y son menos complicados de lo que suelen parecer. Así que está bueno aprovechar una publicidad que no tiene nada que ver, para irse un poco por la tangente y pensar en todas las cosas que podemos empezar o terminar hoy en nuestra vida para hacerla mejor en todos los aspectos posibles. :)

Corrí #MiPrimeraCarrera de 10K: La #FilaRace2014

#MiPrimeraCarrera

El Domingo pasado a las 8 de la mañana quien les escribe estaba paradito en el corazón de Puerto Madero, en Buenos Aires, vestido de short y remerita, preparado para correr lo que fue mi primera carrera de 10 kilómetros. Fue la Fila Race 2014, su quinta edición, a la que me sumé gracias a la campaña “Mi primera carrera”, que nos propuso Fila Argentina tanto a mi como a 3 bloggers más (Axel, Ceci, y Elena).

La idea de Fila, sabiendo que no somos corredores asíduos, fue que contáramos a través de nuestros blogs y redes lo que fue la experiencia de correr por primera vez una carrera que hasta este momento (al menos en mi cabeza) era sólo para profesionales.

Nunca en mi vida había corrido 10 kilómetros de corrido en la calle, ni siquiera en el entrenamiento previo. Así que llegué al lugar de largada con una esperanza muy cauta de llegar aunque sea a los 5K corriendo y el resto alternarlo entre corrida y caminata.

En las semanas previas corrí bastante en cinta (tengo una vieja cinta en casa) por una cuestión de comodidad y tiempos. Ahí aguantaba 10-12 kilómetros sin mayores problemas. El asunto fue cuando salí a la calle: me empezaron a molestar músculos que ni siquiera sabía cómo se llamaban, y una molestia fuerte en la tibia (como si quemara) hizo que nunca pueda pasar de los 5 km de corrida seguidos.

Desde Fila me recomendaron el Fila Center, un espacio creado por la marca para dar consejos de running de parte de entrenadores y corredores profesionales. Y además, yo pedí ayuda en Twitter, tierra minada por corredores de la vieja y nueva escuela:

Ahí fue que volví a comprobar y disfrutar esa cosa linda que permite internet, y tomé varios consejos de gente de todo el mundo que sabía más que yo: Diferentes tips para estirar y elongar previa y posteriormente, qué comer y qué evitar, tanto en la previa como durante y después de la carrera.

Siguiendo al pie de la letra algunos consejos, arranqué el recorrido:

#miprimeracarrera la #FilaRace2014

En total, tardé 1 hora y 4 minutos en hacer los 10 kilómetros sin parar a caminar nunca (unos 6.19 minutos por km). Es un tiempo mejorable, seguro, pero también un tiempo que superó mis expectativas previas por los tiempos y molestias con los que encaré la carrera.

Me sorprendió la calidez de la gente que tiene esa cultura runner. Porque es eso: Una cultura aparte que mueve miles de personas con una disciplina que roza el fanatismo, pega en el palo, y cae del lado sano de la cuestión.

Tanto en la previa en Twitter (con consejos, datos, palabras de aliento, y demás), como en el día de la carrera (que éramos unos 10.000 corredores) todos siempre tuvieron muy buena onda entre sí y con nosotros, que estábamos recién empezando en la cuestión.

Dos cámaras nos siguieron los primeros 5 kilómetros, y el resultado en video fue el siguiente:

Las zapatillas que usé para correr son un nuevo modelo de Fila, llamados “Zest Flocado”. Son muy cómodas, muy cools (me las halagaron mucho), y se ven más o menos así:

Fila Zest Flocado

Aprovechando que ya las tengo (y que ya le agarré la vuelta a la elongación, la preparación, y toda la cosa), quiero empezar a correr más seguido. Así que por más que la carrera (y la campaña) ya pasó, sigo recibiendo consejos, ideas, recomendaciones de gadgets, y lo que sea que pueda sumar.

Mientras tanto, mi primer medalla de running ya se puede ver en mi cuenta de Instagram: 😛

Y para el que quiera ver más fotos de la carrera y tener más info a futuro, puede seguir a los diferentes canales de Fila Argentina en Facebook, Twitter, o YouTube.

Cómo dormir la siesta perfecta

El arte de la siesta tiene mucha tela para cortar. Sobre todo para aquellos que disfrutamos dormir, no queremos “perder tiempo durmiendo”, pero queremos dormir bien, y si dormimos siesta complicamos el sueño de la noche.

Si sos de esos, primero que nada: Bienvenido al club. Ahora sí: Ya vimos en su momento una infografía con los beneficios de dormir la siesta, y ahora encontré otra más que puede ayudar:

Cómo dormir la siesta perfecta

¿Algunos datos? Cuánto dormir, dónde dormir, en qué horario dormir, y etcétera. Y un asunto a tener en cuenta: Aquellos que sueñan durante la siesta, es muy probable que estén con falta de horas de sueño y, por ende, necesiten dormir un poco más. Vale como pequeña señal de alarma. 😛

10 consejos para cuidar mejor tu cuerpo

10 consejos para cuidar mejor tu cuerpo

Si sos de esa “extraña raza” de gente que disfruta y hasta necesita salir a correr a diario, puede que este artículo no te sirva. Si sos del resto de los mortales (esos que queremos estar bien, hacer ejercicio, cuidarnos, y todo eso, pero nos cuesta horrores empezar siquiera a pensarlo), entonces acá vamos: 10 consejos para cuidar mejor tu cuerpo en mi post semanal en el blog de Red Bull Argentina.

Como siempre, MUCHAS gracias por leer y compartir. Y si hay más consejos (me hacen falta, prometo), escucho atento en los comentarios acá abajo. :)

Mañaneros: Cómo despertarse temprano (infografía)

Cómo despertarse temprano

Si nos parecemos en algo, puede que a vos también te pase que en frío decís que estaría bueno despertarte temprano, empezar el día tranquilo, sin corridas, sin tener que ir zombie a bañarte o desayunar sin entender nada, y demás. Pero en caliente, a la hora de los bifes,  apretás el snooze 50 veces y te terminás despertando lo más sobre la hora posible. Incluso si eso nada más te permite 3 minutos de sueño que (por estar pensando en eso) ni siquiera podés aprovechar.

Si vivís así y querés empezar a disfrutar un poco más el día, aprovechar más las mañanas, y no arrancar ya cargado de todo el estrés que generan las corridas tempraneras, esta infografía te puede servir. Son algunos consejos para que despertarse temprano no cueste tanto, o para “convertirse en un mañanero“.

¿Algunos consejos? Dormir bien (sí, es una obviedad, pero si ya lo estuvieras haciendo no estarías leyendo esto), apagar los aparatos electrónicos una hora antes de la “hora de dormir” (acá me bajo yo ya…), dormir boca arriba, tener cuidado con los picantes, el chocolate, o el alcohol antes de acostarse, leer un libro o escribir un diario, darse una ducha calentita, o conseguir un buen colchón (le damos MUCHA menos importancia de la que tiene).

Acá va cada uno con su explicación (pero en inglés):

Cómo despertarte temprano

Yo lo vi en Greatist. Y ahí también se pueden ver las diferentes fuentes de la infografía. :)

La “Superformula” contra el cáncer llega al hospital

La superformula contra el cancer

Tengo una de esas ideas que te emocionan un poco y te dan ganas de abrazar a la gente que la pensó y que la implementó. En este caso es la agencia JWT, que combinó a dos de sus clientes perfectamente en una acción que busca luchar en contra del cancer en los chicos. La acción se dio en Brasil y los clientes eran Warner Bros y el Hospital A. C. Camargo, un centro especializado en la enfermedad.

La idea era brindarles a los chicos la “Superformula contra el mal“. O dicho en términos médicos: Hacer que la quimioterapia sea menos insoportable para ellos y que sientan que lo que estaban recibiendo no era un tratamiento invasivo, doloroso, o desgastante, sino superpoderes para vencer al cáncer.

Después de todo, dicen que el primer paso para vencer al cancer es creer en la cura. Y para creer en la cura, ¿qué mejor que disfrazarla de superhéroe?. Además, el inicio del proceso suele ser algo terrorífico tanto para el chico como para su familia…

Así que se tomó a superhéroes como Batman, Superman, la Mujer Maravilla, y Linterna Verde y se creó alrededor de ellos un mundo de lucha contra esta enfermedad para hacer más llevadera esa parte.

Esas que se ven en las fotos, por ejemplo, son las bolsas de suero, que quedaron customizadas con cada personaje. También se hicieron etiquetas personalizadas para cada chico y cómics en papel y animados con historias en las que los superhéroes pasaban por la misma situación de lucha contra el cáncer que el chico en cuestión y eran ayudados en el proceso por médicos expertos en el tema.

Los chicos accedían más fácil al tratamiento, los familiares se aliviaban un poco por verlos mejor dispuestos, a los médicos se les hacía más fácil explicar los diferentes pasos del proceso, y a las marcas les venía bien a nivel imagen (sí, siempre hay alguien que piensa en eso, aunque suene feo). Es un Win-Win-Win-Win. 😛

La superformula contra el mal en comics

Yo lo vi en I Believe in Advertising y hasta me emocioné un poquito. :)