Levantá la mirada y salí a disfrutar la vida

Look up” se llama este corto creado en rima por el escritor británico Gary Turk. Son casi 5 minutos que arriba se pueden ver subtitulados al español. Es recomendable parar un ratito y mirarlo.

Lo loco es que cada tanto sale un video de estos que nos recomienda levantar la mirada del teléfono, abrir los ojos al mundo real y vivir la vida en serio, no a través de Facebook o Twitter.

El video está bien hecho, cuenta una gran verdad, y nos emociona, claro. Lo compartimos, lo viralizamos en las redes sociales (sí…), sale en el noticiero, lo ve hasta nuestra abuela, pasa al olvido, y volvemos a poner la mirada en el teléfono. Volvemos al famoso “phubbing” que conocimos con ese nombre el año pasado pero que padecemos a diario.

¿Esta vez cambiará en algo mi/tu reacción?

El consejo es el mismo: Levantá la cabeza, dejá el teléfono un rato, y salí a disfrutar la vida. :)

¿Por qué la gente no HACE?

Si te pido que pienses UNA cosa que hace un tiempo decís que “algún día tenés que hacer”, probablemente el mayor problema que tengas va a ser pensar sólo una. Todos tenemos al menos un par de ideas que pensamos que estaría bueno hacer pero que: a) ahora no estamos preparados, b) ahora nos falta algo (equipamiento, lugar, plata, etc), c) todavía no es el momento ideal, d) algún día vamos a hacer.

Lo cierto es que, en la mayoría de los casos, algún día es nunca.

En esta pequeña infografía de Funders and Founders, hay una lista de motivos o preguntas por los que la gente piensa mucho, idea mucho, planea mucho, sueña mucho, pero al final no hace. Van algunas:

  • Por ahí fracases.
  • ¿No tendrías que estar haciendo otra cosa?
  • ¿Qué van a pensar tus amigos?
  • ¿Es el momento ideal para hacer esto?

Y hay más en la infografía de abajo. Pero está bueno que sirva un poco para reflexionar en cuáles son esas cosas que siempre quisiste hacer y por algún motivo frenaste, y sobre todo cuáles son los motivos por los que te frenaste. Por ahí sirva para salir de las vueltas y empezar a avanzar en las cosas que realmente queremos hacer. :)

¿Por qué la gente no HACE?

Corrí #MiPrimeraCarrera de 10K: La #FilaRace2014

#MiPrimeraCarrera

El Domingo pasado a las 8 de la mañana quien les escribe estaba paradito en el corazón de Puerto Madero, en Buenos Aires, vestido de short y remerita, preparado para correr lo que fue mi primera carrera de 10 kilómetros. Fue la Fila Race 2014, su quinta edición, a la que me sumé gracias a la campaña “Mi primera carrera”, que nos propuso Fila Argentina tanto a mi como a 3 bloggers más (Axel, Ceci, y Elena).

La idea de Fila, sabiendo que no somos corredores asíduos, fue que contáramos a través de nuestros blogs y redes lo que fue la experiencia de correr por primera vez una carrera que hasta este momento (al menos en mi cabeza) era sólo para profesionales.

Nunca en mi vida había corrido 10 kilómetros de corrido en la calle, ni siquiera en el entrenamiento previo. Así que llegué al lugar de largada con una esperanza muy cauta de llegar aunque sea a los 5K corriendo y el resto alternarlo entre corrida y caminata.

En las semanas previas corrí bastante en cinta (tengo una vieja cinta en casa) por una cuestión de comodidad y tiempos. Ahí aguantaba 10-12 kilómetros sin mayores problemas. El asunto fue cuando salí a la calle: me empezaron a molestar músculos que ni siquiera sabía cómo se llamaban, y una molestia fuerte en la tibia (como si quemara) hizo que nunca pueda pasar de los 5 km de corrida seguidos.

Desde Fila me recomendaron el Fila Center, un espacio creado por la marca para dar consejos de running de parte de entrenadores y corredores profesionales. Y además, yo pedí ayuda en Twitter, tierra minada por corredores de la vieja y nueva escuela:

Ahí fue que volví a comprobar y disfrutar esa cosa linda que permite internet, y tomé varios consejos de gente de todo el mundo que sabía más que yo: Diferentes tips para estirar y elongar previa y posteriormente, qué comer y qué evitar, tanto en la previa como durante y después de la carrera.

Siguiendo al pie de la letra algunos consejos, arranqué el recorrido:

#miprimeracarrera la #FilaRace2014

En total, tardé 1 hora y 4 minutos en hacer los 10 kilómetros sin parar a caminar nunca (unos 6.19 minutos por km). Es un tiempo mejorable, seguro, pero también un tiempo que superó mis expectativas previas por los tiempos y molestias con los que encaré la carrera.

Me sorprendió la calidez de la gente que tiene esa cultura runner. Porque es eso: Una cultura aparte que mueve miles de personas con una disciplina que roza el fanatismo, pega en el palo, y cae del lado sano de la cuestión.

Tanto en la previa en Twitter (con consejos, datos, palabras de aliento, y demás), como en el día de la carrera (que éramos unos 10.000 corredores) todos siempre tuvieron muy buena onda entre sí y con nosotros, que estábamos recién empezando en la cuestión.

Dos cámaras nos siguieron los primeros 5 kilómetros, y el resultado en video fue el siguiente:

Las zapatillas que usé para correr son un nuevo modelo de Fila, llamados “Zest Flocado”. Son muy cómodas, muy cools (me las halagaron mucho), y se ven más o menos así:

Fila Zest Flocado

Aprovechando que ya las tengo (y que ya le agarré la vuelta a la elongación, la preparación, y toda la cosa), quiero empezar a correr más seguido. Así que por más que la carrera (y la campaña) ya pasó, sigo recibiendo consejos, ideas, recomendaciones de gadgets, y lo que sea que pueda sumar.

Mientras tanto, mi primer medalla de running ya se puede ver en mi cuenta de Instagram: 😛

Y para el que quiera ver más fotos de la carrera y tener más info a futuro, puede seguir a los diferentes canales de Fila Argentina en Facebook, Twitter, o YouTube.

Fuck the poor: Que se jodan los pobres

Fuck the poor” (algo así como “que se jodan los pobres”) es la nueva campaña de la organización “The Pilion Trust“, que se enfoca en ayudar a los más necesitados (por lo menos en lo que materialmente refiere). Lo que les propuso la agencia Publicis fue que un hombre salga a las calles de Londres a repartir folletos con un cartel grande que diga “Fuck the poor“.

Fuck the poor: Que se jodan los pobresEn pocos minutos empezaron a aparecer (lógicamente) los indignados con el mensaje: “¡Esto es asqueroso!”, “¿Cómo ‘que se jodan los pobres’?”, “Deberías pensar una mejor manera de ayudarlos para que no vivan más en la calle“, “Tiene frío, dale un abrigo”… y varios argumentos lógicos que MENOS MAL que aparecen cuando alguien lanza éste tipo de mensaje a la calle.

El problema está en el remate de la campaña. Cuando el mismo tipo sale a la calle con un cartel de “Help the poor” (“Ayuda a los pobres”) básicamente pasa desapercibido para la gente. No le prestan atención, nadie lo registra y uno sólo que pasaba por ahí le da una moneda.

No está bueno caerle al que (correctamente, a mi gusto) se enoja con alguien que sale a la calle con un cartel de “Fuck the poor”, pero sí notar esa paradoja rara que se nota al final. Algo tenemos que cambiar como sociedad si realmente nos pone mal (o no nos gusta) que la gente no coma o pase frío en la calle. Algo tenemos que empezar a hacer diferente para que esa reacción del principio no sea una hipocresía.

Y algo, también, tenemos que cambiar a la hora de comunicar lo que hacemos los que ya estamos haciendo cosas con enfoque social. Me cansa sentir que, encima de que me pedís plata, te sentís mejor persona que yo por estar ayudando a otros. Me cansa que sí o sí el recurso sea el golpe bajo. Pero sobre todo me cansa que pasen ignoradas como si nada tantas ideas y acciones geniales que ya se están llevando a cabo alrededor del mundo.

Es hora de empezar a caretear menos y ayudar más, y también de empezar a comunicar más creativamente. :)

Cómo 2 jóvenes crearon Instagram en 8 semanas (paso a paso)

Instagram es una de las grandes redes sociales del momento. Se fundó el 6 de Octubre de 2010, fue comprada por Facebook por 1000 millones de dólares en 2012 y en Marzo de 2014 llegó a los 200 millones de usuarios a nivel mundial. Todo eso la mayoría de nosotros ya lo sabemos. Pero está bueno conocer además que según contó en Quora Kevin Systrom (uno de sus fundadores), Instagram se creó en 8 semanas.

Kevin Systrom tiene ahora 30 años (26 cuando lanzó la aplicación al mundo), pero en su momento estudió en Stanford, rechazó una propuesta de Mark Zuckerberg para trabajar en lo que después iba a ser el Facebook que hoy conocemos, trabajó en Google (sobre todo en servicios como Gmail y Google Reader), hizo una pasantía de verano en Odeo (que en su momento fue la cuna de Twitter), y después de todo eso, creó Instagram.

Visto así, por ahí sea un poco injusto decir que fue sólo en 8 semanas. Pero, descontando ese bagaje que ya traían sus creadores de la vida, el tiempo de creación neto de Instagram fue 8 semanas. Y Anna Vital resumió la historia de ese proceso contado en Quora en esta simpática infografía:

Cómo 2 jóvenes crearon Instagram en 8 semanas

Los pasos en español serían los siguientes:

  1. Kevin aprendió a programar durante la noche, después de su trabajo regular.
  2. Construye un prototipo en HTML 5, llamado “Burnb”.
  3. Lo comparte con sus amigos para que lo testeen.
  4. Se reúne con inversores y les muestra Burnb.
  5. Dar el salto y renuncia a su trabajo.
  6. Consigue 500.000 dólares de inversión.
  7. Encuentra un co-fundador (Mike Krieger).
  8. Miran lo que tienen: Una aplicación que hace de todo, desde el check-in hasta la foto en sí.
  9. Deciden hacer foco en una sola cosa: Fotos.
  10. Crean un prototipo de aplicación para compartir imágenes desde cero.
  11. Una semana después, ya tienen una app de fotos bastante fea.
  12. Vuelven a la versión anterior (Burbn).
  13. Hacen de Burbn una app para iPhone, pero se siente bastante desordenada.
  14. Dejan de lado todo, y sólo dejan las fotos.
  15. La renombran como “Instagram”.
  16. 8 semanas después, hacen el lanzamiento un Lunes.
  17. Unas horas más tarde, tienen la app de fotos número 1.

Para cerrar, dos links más:

Seguí buscando

Segui buscando

Me encanta, y al mismo tiempo me cuesta mucho el hecho de aprender algo nuevo. Me encanta tener todo por delante, abrirme a un mundo nuevo de mil opciones, de cosas distintas, de nuevas costumbres, y demás. Y me abatata un poco el hecho de sentir que falta TANTO para llegar a hacer algo que me de orgullo en esa categoría. Me pesa que falte tanto para llegar a tener el nivel de tantos otros que están hace años en el rubro (sea el rubro que sea el que esté aprendiendo en ese momento).

En todo proceso de descubrimiento, de investigación, de búsqueda, hay un momento en el que las cosas cambian. Se hace la luz. Te cae la ficha. Algo que no cerraba, cierra. Un momento de “eureka”, de descubrimiento, de revelación. Un momento en todo proceso en el que algo se destraba y las cosas ya no van a volver a ser como antes. (seguir leyendo el post en la web de Red Bull Argentina)