Seguí buscando

Segui buscando

Me encanta, y al mismo tiempo me cuesta mucho el hecho de aprender algo nuevo. Me encanta tener todo por delante, abrirme a un mundo nuevo de mil opciones, de cosas distintas, de nuevas costumbres, y demás. Y me abatata un poco el hecho de sentir que falta TANTO para llegar a hacer algo que me de orgullo en esa categoría. Me pesa que falte tanto para llegar a tener el nivel de tantos otros que están hace años en el rubro (sea el rubro que sea el que esté aprendiendo en ese momento).

En todo proceso de descubrimiento, de investigación, de búsqueda, hay un momento en el que las cosas cambian. Se hace la luz. Te cae la ficha. Algo que no cerraba, cierra. Un momento de “eureka”, de descubrimiento, de revelación. Un momento en todo proceso en el que algo se destraba y las cosas ya no van a volver a ser como antes. (seguir leyendo el post en la web de Red Bull Argentina)

Cómo aprender de los hábitos de los ricos (infografía)

Esta interesante infografía toma a las personas más ricas del mundo (según el listado de Forbes de 2013) y analiza sus costumbres comparadas con las del resto de la gente. Todo esto basado en un estudio de los hábitos de los ricos que hizo Thomas C. Corley. Define a los ricos como aquellos que ganan más de 160.000 dólares anuales y tienen más de 3.2 millones en bienes. Y a los pobres como aquellos que ganamos menos de 30.000 dólares anuales y tenemos bienes por menos de 5.000 dólares.

Es interesante la comparación para ver qué se puede tomar de los hábitos de los ricos y qué sería simplemente un mito o una distracción. Mantener una lista de to-do’s (tareas pendientes), despertarse 3 o más horas antes de empezar a trabajaramar leer (y hacerlo al menos media hora por día), ejercitarse 4 días a la semana, mirar una hora o menos de TV por día, y hasta tomar nota de sus metas son algunos de los hábitos de los ricos que se pueden copiar sin mucho esfuerzo. Vivir en Nueva York o Londres es una que puede costar un poco más… :P

Veamos entonces cuáles son los hábitos que más repiten los ricos (y menos repetimos los “pobres”):

Cómo aprender de los hábitos de los ricos

Yo lo vi en Entrepreneur.

2014: Hacé que cada segundo valga

2014: Hacé que cada segundo valga

Te están por entregar en mano, y “en efectivo”, un año entero. El 2014. Son 52 semanas, 365 días, 8760 horas, 525600 minutos. 31536000 segundos. Todos para vos, al contado, y ahora mismo, con papeles. ¿Cómo vas a vivir este año? ¿Cómo vas a invertir este 2014? ¿Qué sería “ganar” para vos en este 2014? ¿Qué tendría que pasar para que sea un año ideal?

Algo de esto tenemos para charlar en mi post de año nuevo para Red Bull Argentina: “2014: Hacé que cada segundo valga“. :)

2014, el año de…

2014, el año de...

Según algunas culturas los años tienen significados. Hay quienes los basan en el cosmos, las energías, o el calendario chino. Pero al margen de creer o no en esas cosas, se me ocurrió que podemos usar estos últimos días de 2013 no sólo para hacer un balance de lo que fue el año que vivimos y poner algunas nuevas metas para el futuro, sino también para fijar nosotros mismos de qué queremos que se trate, o alrededor de qué nos gustaría que gire nuestro próximo año.

Entonces: 2014 va a ser tu año de… ¿Qué? :)

Por qué deberías tomarte un año sabático

Y ojo que no lo digo yo, sino el diseñador Stefan Sagmeister, que una vez cada 7 años de trabajo se toma un año sabático, incluso cerrando todo su estudio de diseño en Nueva York y dejando de atender a sus clientes (con previo aviso, claro).

En ese año viaja (por ejemplo a Bali, Indonesia), se desconecta un poco, se libera de las obligaciones, del trabajo pago, y se dedica a hacer las cosas que lo apasionan, las que disfruta, las que haría igual aunque no le paguen por hacerlas.

En esta charla de TED (una de varias suyas, todas muy copadas) habla de eso: Por qué deberías tomarte un año sabático, o al menos por qué deberías entender la importancia del tiempo libre

La alternativa al golpe de suerte

Suerte o entrenamiento

Entre todos los factores que tienen peso para determinar si tenemos éxito o no en la vida real, hay dos grandes caminos, dos maneras muy distintas de llegar al éxito: Pegarla o ser un conjunto de buenas decisiones. De eso trata mi post semanal en el blog de Red Bull Argentina. :)