Esclavos de día y señores feudales de noche

Pau Rodilla es un director de arte en una agencia de publicidad de Valencia. Tiene 31 años y hace unos meses dirigió su primer cortometraje: “¡Hola, buenas noches!“.

Todo el corto nace en una premisa que dice algo así como que “Trabajamos más para ganar dinero que nos permita pagar servicios que nos ayuden a ahorrar el tiempo que no tenemos porque estamos trabajando“.

Eso mismo nace (junto con la historia que muestra el corto) de una nota publicada en un blog del diario El Confidencial: “Pedir un cubata por Amazon o por qué pagas para que alguien viva aún peor que tú“.

Recomiendo ver el corto y leer la nota. A mi al menos me dejaron pensando un rato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *