Hacer más y explorar más, para ser más

Ser, hacer, explorar

“Para ser, tenés que hacer. Todas las grandes cosas empiezan por esa aventura, ese sueño, esa idea, ese paso. Aventurarse es buscarse a uno mismo. Aventurarse es tener una historia al final de todo ésto. Los lugares que ves, las cosas que haces, las personas que conocés, van a ser tu combustible para siempre. Elegí ver belleza donde otros no la ven. Y luchar siempre por la grandeza. Queremos inspirarte a hacer más, a ser más. A sentirte bien perdido y explorar siempre”.

Eso dice la frase de arriba a libre interpretación de mi nivel personal de inglés (tengo dudas sobre todo en cómo expresé la última frase). Por lo que entiendo es parte de la revista 16 Hours (algo hablamos de ella en éste post de las 15 frases inspiradoras para la vida).

Me gusta sobre todo esa idea de animarse a más, de frenarse menos, de tener menos miedo, o menos vergüenza. O tenerlos en la misma cantidad, pero empezar a enfrentarlos un poco más. Decir un poco más que sí a cosas que antes les decíamos que no solamente por miedo. Dar más pasos que antes nos dabamos por las dudas. Aventurear un poco más.

Y ser conscientes de que estamos escribiendo nuestra historia mientras la vivimos. Que cada segundo cuenta (sino preguntale a alguien que tiene las horas contadas por una enfermedad), cada cosa que vemos y escuchamos cuenta (sino preguntale a un ciego o un sordo), que cada día es una chance de explorar cosas nuevas, conocer gente nueva, hacer cosas nuevas, descubrir lugares nuevos, o empezar a sentir sensaciones nuevas.

Me gusta todo, pero me interesa el tema de las personas. El tiempo, plata, cerebro, cansancio, o lo que sea que uno invierte por los demás, va a marcar a futuro la relación que tiene con esas demás personas. A veces ponemos a la plata, al tiempo, o a nuestra creatividad a servir a prioridades que no son en realidad nuestras prioridades…

Y me gusta que esas cosas dependan de cada uno. Que sea una elección salir a conocer el mundo o quedarse con lo que uno ya tiene. Pero no hay que olvidar que no elegir también es elegir, y que no valorar lo que tenemos o descubrimos, a veces es casi como no descubrirlo (o peor).

Y en la vida vamos a tener situaciones buenas y situaciones malas, aciertos y errores, regalos y pérdidas, pero la vida es lo que uno hace con esas cartas que tocan, sean buenas o malas. La vida es, básicamente, lo que uno elige hacer con las cosas que no eligió. Así que sería bueno dejar la inercia y empezar a hacer y explorar más, para ser más o vivir más. 🙂

Hay 3 comentarios
  1. Cissy at 10:52

    Vengo todos los dias! soy de las que comentan poco nada mas.
    estos post, por ejemplo, casi no los leo porque sino me deprimo!
    pero sabe que siempre estoy leyendo!!
    saludos!!!! 😀

  2. Milton! at 13:22

    Gracias Jazmín! Ahí lo veo! 🙂

    Cissy, lea, lea! Quémese la cabeza y cambie, no se deprima! 😛 Y vuelva, que quiero ver cómo anda! 🙂

    Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *