Leí la biografía de Steve Jobs, de Walter Isaacson

Biografia de Steve Jobs, por Walter Isaacson

En algunos ratitos de quietud que tuve en éste tiempo de vacaciones, le estuve echando una leída profunda a la biografía de Steve Jobs que escribió Walter Isaacson (es su biografía oficial, se llama simplemente “Steve Jobs“, tiene 737 páginas, en Argentina se vende por $119, está disponible en castellano, y a mi me llegó gracias a TercerClick y Random House Mondadori).

Sin dar muchas vueltas de arranque, tengo que decir que me parece realmente MUY recomendable. Y no sólo para el admirador de Jobs o de Apple. De hecho, a esos debo decirles que se preparen para un libro para nada adulador de Steve. Es un libro que encara con profundidad tanto los costados buenísimos como los super negativos de Steve Jobs, y de la misma Apple.

Un libro con muchos datos interesantísimos de la vida del líder de Apple, que está contada en todos sus recovecos, con 40 entrevistas largas con el mismo Steve Jobs, y además otras varias entrevistas a más de 100 amigos, colegas, conocidos, familiares, competidores y adversarios.

Steve y su esposa Laurene se aseguraron de que el libro sea lo más transparente posible (diciendo todo y animando a los entrevistados a hablar con franqueza), y dijeron que no querían ejercer ningún control sobre el mismo, y que ni siquiera iban a pedir su derecho de leerlo antes de su publicación (de hecho, Jobs no llegó a leerlo nunca).

Walter Isaacson, primero reacio a hacer la biografía, y después reacio a hacerla ahora, escribió también las biografías de Albert Einstein y Benjamin Franklin. Y digamos que pareciera darsele con facilidad el asunto de contar historias y hasta de mostrar lo peor de Steve sin problemas.

Así es que el libro resalta lo mejor (que se resaltó en público siempre) y lo peor de Steve Jobs (algunos puntos que conocíamos o imaginabamos por rumores, pero que se detallan con datos y entrevistas).

Su infancia, sus mujeres, sus empresas, su paso por el LSD, sus búsquedas interiores, sus viajes a la India, sus vacaciones, su trabajo, sus alegrías, tristezas, obsesiones, su hija no reconocida (o tardíamente reconocida), su personalidad insoportable de tratar, su “campo de distorsión de la realidad“, su sistema binario de “sos un genio o sos un idiota” o “es una idea fantástica o es pura mierd*”, y su genialidad a pesar (o a partir) de todas esas cosas.

Trata también su polémica decisión de no operarse apenas se enteró que tenía cancer, y hacerlo 9 meses más tarde (cuando el tumor ya había hecho metástasis), después de probar algunos tratamientos alternativos con dietas, ejercicios, y hasta consultando alguna vez a un vidente.

Cubre lo mejor y peor de su vida, los mejores y peores momentos de Apple, los recovecos públicos y privados de la historia de la empresa y su creador, la profundidad hasta los detalles de cada decisión de diseño y producción en los productos de Apple (con un muy interesante foco por momentos en Jony Ive, uno de mis preferidos dentro de la empresa), de todo un poco.

Para el empresario, para el amante de Apple, para el diseñador, para el amante de la tecnología en general (con Gates y varios referentes de la industria retratados en opiniones), para el que tenía a Steve como un referente o como el diablo mismo, para el publicista o el amante del marketing, para el periodista o para cualquiera que disfrute de leer la historia (MUY bien contada por Isaacson) de una de las personas más influyentes del mundo en los últimos años. :)

AMBIENTE LIBRE DE HUMO

Cuidá tu lenguaje. Pensá 2 minutos más tu comentario y reemplazá esa puteada por una crítica constructiva. Cualquier forma de discriminación, insulto, comentario que no aporta nada, o SPAM, va a ser borrado. Gracias por evitarlos. :)

Comentarios

  1. La verdad hay cosas que me hablan mucho de Jobs: el, o cualquier persona que tenga cancer, habla a las claras de trastornos afectivos, como bien se sabe, cuando alguien tiene cancer es porque tiene un mambo en cuestion de afectos, viejo, retorcido, inconcluso y no superado. Ahora pienso que no era un genio, sino un buen diseñador, porque si anduvo por videntes por su enfermedad, estaba cagado de la cabeza, hoy en dia quien puede creer en chamanes y brujos??? Ahi nomas le bajo mas de mil puntos, el miedo a la cirugia se entiende, pero si era un genio, como no se dió cuenta o como no entendió que lo mejor era un tratamiento de ese tipo??? le bajo 500 puntos mas, asi que despues de varias cosas, creo, ahora, que era un buen técnico, un buen vendedor y un buen diseñador, pero de genio no tenía mucho…

  2. Yo también la leí (la estoy leyendo, bah), y me encanta. No estoy (tan) de acuerdo con Javier, me parece que Jobs era de una generación más espiritual, donde se buscaban caminos alternativos y se le daba mucha importancia a la fuerza del espíritu y la mente. Ahora vivimos en una sociedad demasiado científica y escéptica, y sin duda su forma de ser logró darle cosas malas pero también cosas buenas (y al mundo).

    Me gusta mucho su pasión por el diseño, la importancia que le daba al producto y la rebeldía a ciertas cuestiones empresariales que podía atrasar o hacer que el resultado final fuera distinto solo por números.

  3. también la leí hace un tiempo, y coincido con tu crítica. Es muy buena y recomendable, sobre todo por los ambientes de los 70s / 80s donde el mundo de las computadoras explotaba de ideas.
    Muy cargado de anécdotas, entretiene incluso a los que no les importa el mundo informático.

    Recomendada.

  4. Fernando dice:

    Comparto tu opinión, especialmente recomendable para los cincuentones relacionados con la informática que hemos vivido los momentos históricos que relata el libro.

    Sin embargo debo hacer una crítica:
    Quien fue el “gilipollas” que tradujo el libro? ha si, David Gonzalez-Iglesias Gonzalez, este “tío” no se ha enterado que de 500 millones de hispano-parlantes, solo 46 son de España y nos destruye la lectura con joyitas como: “…O firmáis un contrato de agencia o no os entregamos los libros…” p.629, o “… esto es un puta copia del iPhone, nos habéis enfadado por completo..” p.638 y otras que me hacen imaginar a un Jobs Quijote cabalgando por la Mancha.

    Joer, tio, que te has pasao!

  5. Fernando, comparto completamente! Sobre todo lo de gilipollas! jaja Me perturbó bastante durante la lectura ese detalle! Pero bueno, hay que bancarsela, mejor que en inglés lo iba a entender al menos! :P

  6. Cintu! dice:

    Visteeee???? Te comés el libro, yo lo habia empezado antes de rendir todos los finales de la carrera y lo deje pq estaba estudiando, pero el 2 me fui de vacas y no pare hasta terminar. Un groso. 737 páginas que no te resultan nada pesadas, super recomendable!

  7. Gustavo dice:

    Se quedaron cortos, el libro es una maravilla, es inspirador. La traducción en argentina sonara latosa. Quisiera saber: como se traduce al lenguaje latino, “ser un capullo”. Parece que Jobs lo usaba mucho para calificar a algunas personas. Me doy cuenta que es algo despectivo pero no se cual seria nuestra frase equivalente.

  8. Gustavo, yo estaba pensando lo mismo cuando lo leí. “Es un idiota” me parece menos fuerte. ¿”Es un pelotudo”?.

    Cintu, comparto: Son muchas páginas, pero se re dejan leer!

  9. A mi me gusto mucho el libro, aprendi algunas cosas sobre tecnologìa que no las tenìa claro, ya que soy una persona de mediana edad no muy ducha en esas lides. El me parece que fue un hombre muy valiente , que a pesar de su situaciòn siguio creando hasta lo ùltimo. Tenìa una personalidad complicada, pero creo que era para tapar su gran sensibilidad. Evidentemente vino a este mundo a dejar toda su creatividad, y vaya que lo logro, la humanidad le debe mucho y estoy segura que se ha ganado un lugar en la historia. Que Dios perdone sus pecados y lo tenga en su gloria.

Opina

*