Robertus Fanta: Adelantados a su época

Este es Robertus, primo de Erasmus de Rotterdam. Erasmus era un gran estudioso del siglo 15. Robertus era tan inteligente como Erasmus, pero un poco más alternativo. Menos rutinario, menos estandar, más descontracturado, si se quiere. Robertus era un adelantado a su época.

Esa es una publicidad de Fanta España que, además de parecerme buenísima, presenta el “Desafío Robertus Fanta” (que también me parece buenísimo).

El premio: un viaje a San Francisco con un amigo por 12 días a recibir formación teórica y práctica para convertirte en Surfer, Dj, o Community Manager con un referente en el tema.

Lo presentan en su web diciendo: “Tal vez tus padres hubieran preferido que te hicieras médico, abogado, o funcionario… pero lo tuyo es otra cosa. Buscamos a los más Robertus de tu clase“.

O sea: Es un concurso en el que el ganador gana educación. No ganás algo material, no ganás plata, ganás viajar a aprender con los mejores en el rubro que elegís.

Robertus Fanta: Surfer, Dj, Community Manager

Para participar (cierra hoy) hay que mandar un video cumpliendo una consigna que pone el tutor de la especialización que elegiste. En la web está la consigna y el programa de aprendizaje que tendrías en caso de ganar.

Algunos Community Manager profesionales salieron a quejarse, en otras palabras, de que se los compare con cosas de vagos. Dicen que para su profesión hay que estudiar mucho, que no basta con un cursito de 12 días. Es casi como la mentalidad Erasmus hablando a los gritos.

A propósito: probablemente sea la única de las tres opciones que no sepas lo que significa, así que te busqué una definición completa “¿Qué es un Community Manager?“.

Pero por qué digo lo de la mentalidad Erasmus: Nadie puede pretender profesionalizarse en algo en 12 días, está claro. Pero ésta me parece una muy buena oportunidad (y gratuita) de llenarte de conocimiento de la persona que más sabe de lo que más te gusta.

Y la oportunidad es mejor todavía si no es sólo una charla de café: ese tiempo que pasás tiene el objetivo puntual de que vos aprendas (orienta los esfuerzos de los dos), un programa de cosas que necesitás aprender (guía), y tu profesor tiene un sueldo pagado por Fanta (los dos ganan).

La última vez que chequeé, ese seguía siendo uno de los objetivos de la educación y el aprendizaje: Transpasar conocimientos, experiencias… APRENDER.

Entonces, no estás yendo a Harvard, pero tenés una oportunidad de aprender espectacular. Y los “profesionales” no tienen por qué asustarse: Si realmente son mejores, se les va a notar en su trabajo. “En la cancha se ven los pingos”, dicen…

¡Aguanten los Robertus de hoy, la pucha!. 😛

Hay 1 comentario
  1. Amanda at 0:44

    Cuando empezó la publicidad, me hizo acordar mucho a Dolina cuando cuenta esas historias en La Venganza.
    Me encantó, muy divertida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *