Juzgar

“No se conviertan en jueces de los demás, y así Dios no los juzgará a ustedes. Si son muy duros para juzgar a otras personas, Dios será igualmente duro con ustedes. El los tratará como ustedes traten a los demás.

¿Por qué te fijas en lo malo que hacen otros, y no te das cuenta de las muchas cosas malas que haces tú? Es como si te fijaras que en el ojo del otro hay una basurita y no te dieras cuenta de que en tu ojo hay una rama. ¿Cómo te atreves a decirle a otro: “Dejame sacarte la basurita que tienes en el ojo”, si tú tienes una rama en el tuyo? ¡Hipócrita! Primero saca la rama que tienes en tu ojo, y así podrás ver bien para sacar la basurita que está en el ojo del otro”.

(La Biblia. Mateo 7:1 al 5)

Para mi (que creo en Dios y en lo que dice la Biblia), el único capaz de juzgar y “sentenciar” a las personas por lo que hacen es Dios. Obviamente que no hablo de juicios por delitos, y demás (a lo que voy: no es que me parezcan mal los jueces y demás, es obvio pero siempre hay alguno que prefiere tomarlo para el lado de que el que cree en Dios es un idiota inadaptado social).

No sé cómo verá eso el que no cree en Dios. No sé quién creerá que es capaz de juzgar en su caso (ni sé si para ese hay alguien que tenga autoridad como para juzgar). De paso, me interesaría saberlo, si alguno me quiere decir. Estaría bueno para tenerlo en cuenta.

Pero cuando pasa que una persona que cree y cuenta de Dios hace todo lo contrario a lo que está contando, entiendo a la gente que prefiere irse bien lejos de Dios (nota mental: estoy diciendo muchas veces Dios). Aunque es bueno entender que la persona que cree en Dios no es santa, que tiene errores como cualquier otra, sería bueno también que la persona que cree en Dios apunte a ser santa. Y para eso hay detalles que no tendría que obviar. El ejemplo más claro sería amar a las personas.

Cuesta, y hay personas que lo hacen más complicado todavía. Pero ese debería ser el objetivo. No digo que yo sea un ejemplo a seguir en ese tema, porque me falta demasiado para aunque sea empezar a hablar de ejemplo, pero a eso apunto. Creo en un Dios que me amó más allá de todos mis defectos y errores hasta voluntarios (los pasados, los que tengo ahora y los que voy a tener), y que me dijo que haga lo mismo con los demás.

A lo que voy es que nos ahorraríamos muchos problemas (propios y ajenos) si en lugar de juzgar nos mantuvieramos al margen. Nos ahorraríamos lastimaduras (propias y ajenas), nos ahorraríamos marcas que por ahí queden profundas y por un tiempo largo. Porque a nadie le gusta que hablen mal de uno. Y menos si se hace sin saber. Y menos si la conclusión no es (no digo favorable, digo:) incorrecta.

Hay juicios de opinión que por ahí son “inevitables de hacer”, o que no son hechos de una manera que pueda causar daño. Hay juicios de opinión que son hechos sabiendo y participando de la situación. Es valido. Pero no es el caso.

Por ende, tratemos de hacer un mundo mejor también desde el hecho de dejar de hablar de lo que no nos corresponde hablar. Dejar de juzgar a quien no nos corresponde juzgar. ¡Si total no nos cambia la vida (ni para bien ni para mal) si lo hacemos o lo dejamos de hacer!.

Obviamente ésto no sale descolgado de la nada (aunque parezca, por ahí), sino que es algo que me pasó con varias personas en los últimos días y que me dio un poco por las bolas (lo de “un poco” es cordialidad).

Me propuse no responder a esas personas porque estaría haciendo lo mismo. Con las que me crucé, tuve mejor trato del que tengo siempre. Me propuse SER una mejor persona y HACER PENSAR a otros sobre ese tema.

Así que acá está la parte de hacer pensar. Si alguno leyó hasta acá, ya lo hice pensar un tanto… y si encima le sirve para tomarlo y cambiar alguna actitud, yo chocho de la vida.

Los que no llegaron a leer hasta el final es porque son unos soretes que se creen que saben demasiado. :P

(¿Será necesario aclarar que con la última frase estoy “juzgando” a propósito? No, ¿no?)

AMBIENTE LIBRE DE HUMO

Cuidá tu lenguaje. Pensá 2 minutos más tu comentario y reemplazá esa puteada por una crítica constructiva. Cualquier forma de discriminación, insulto, comentario que no aporta nada, o SPAM, va a ser borrado. Gracias por evitarlos. :)

Comentarios

  1. Es muy cierto esto que decis… cuando vos apuntas con el dedo a alguien el resto de tus dedos te estan apuntando a vos.

    Es muy complicado el asunto, mas cuando no esperas ciertas cosas justamente de personas importantes y no podes alejarte…

    No entendi la segunda parte del primer parrafo, lo que esta con gris entre parentesis.

    Estoy de acuerdo con que tenemos que tratar de ser cada dia un poco mejor, crecer como persona, pero no estoy de acuerdo en lo de apuntar a una santidad, rozaria un poco la falsedad, no se, para mi no se puede!

  2. Desde mi punto de vista (el de un furibundo ATEO), solo el Hombre juzga al Hombre por lo que hace, y a veces, con suerte, lo “sentencia” por lo malo o lo “premia” por lo bueno. Pero no creo en “instancias superiores” que reparta los premios al final del concurso (léase Vida) después que te pasaste toda tu existencia “Ca….dote” en el prójimo o siendo mas bueno que Lassie, fundamentalmente por que a esa altura, ya no le sirve a nadie el premio o castigo que te den en la Oficina de Arriba, si los de abajo no se enteran si realmente te lo dieron, y, lo que es peor, ni siquiera pueden comprobarlo a no ser por la palabra del “Iluminado” de turno que, aunque no quieran reconocerlo, ya los Juzgó como “almas perdidas, descarriados, ángeles caídos etc., etc.” además de juzgarse a si mismo como “portador de la verdad”, con la misión de contarle al mundo lo que ellos, en su posición espiritual superior pueden ver, a diferencia del resto de los pobres ciegos…
    No niego que todos tienen necesidad de creer en algo, en especial cuando las “papas queman” por decirlo de alguna manera y no critico al Hell Angel que, en un momento difícil se metió en una iglesia a pedirle a la Virgen que le tire una soga. Pero que lo haga entre el y la virgen, por que si sale de la iglesia y le quiere contar al mundo lo santo y puro que es, para mí, solo está haciendo campaña para que cuando lo “nominen” en la Oficina de Arriba, no lo sentencien… es decir en el fondo, no es santo, es tan egoísta como cualquiera.
    Como dijo alguien con mejores palabras que las mías, pero de las que me hago eco:
    “No creo en las religiones que ocultan intereses individualistas. Cuando en una religión se pierde el horizonte comunitario y comienza a primar los intereses personales o los de un grupo jerárquico se pone la religión como esclava y como pretexto que oculta las verdaderas intenciones egoístas, ansiosas de poder y de bienes, que no les importa pisotear la dignidad humana y darle a ese hecho el calificativo de voluntad de Dios.”
    Por lo que, y para redondear, yo, a diferencia de vos, no te voy a pedir que no me juzgues, por que sé que inevitablemente lo vas a hacer, por que está en la naturaleza humana, solo te pido que lo hagas para tu interior, que justamente como lo decís en tu mensaje, te mantengas al margen, sin sentir que tenés la obligación o la capacidad superior de “Hacerme pensar” en lo que vos queres pensar.
    Por supuesto que nadie discute que el Blog es tuyo y en el escribís lo que se te canta y el que no le gusta no lo lee y listo, solo que me da penita que un blog que leo hace mucho por que tenia información y notas de todo tipo y color, se esté transformando poco a poco en algo así como “La Hora del Evangelio”…
    Todo esto a Nivel “Intercambio de ideas entre dos adultos” es decir, total respeto hacia vos y con la súper mejor onda, es decir, me gusta la polémica, no te quiero hinchar las p….
    Un saludo. Fer

  3. Fernando, destaco que en ningún momento hablé de religión, y destaco que en ningún momento dije que una persona pueda llegar a ser santa… Todo lo contrario…

    No me juzgo a mi mismo como superior ni al que no cree en lo que yo creo como inferior o “angel caído”… Y creo que soy el primero en decir (y lo digo en éste post también que ni soy santo, ni puro, ni ejemplo de nada). Simplemente creo en algo que me cambió la vida y se lo comparto al que le interesa… Así como comparto de los emos, los floggers, de google, o de un libro recomendado y al que le interesa lo lee, y al que no, sigue de largo…

    En cuanto a lo de “la hora del evangelio”, además de que es un nombre bastante pedorro ( :P ), no creo que sea así… tuve varios asuntos personales grosos (por lo menos para mí, por eso son personales) en los últimos días y así como yo reflexioné, por ahí a alguno le podía servir reflexionar conmigo. Así lo hice siempre, y así lo sigo haciendo. El blog siempre fue así, y creo que no tengo por qué ocultar mi manera de pensar.

    Realmente no creo que el comentario sea con total respeto ni con la mejor onda, pero entiendo al punto al que vas…

    Te agradezco por decirmelo!

    Saludos!

  4. Milton, te contradecís en tu comentario… lo que decís al principio lo deshacés totalmente con lo de “Realmente no creo que el comentario sea con total respeto ni con la mejor onda”, y encima quedás en evidencia que te sentiste ofendido y se nota el rencor hacia el que no es como vos (en cuanto a la religión, digo) y hacia el que no acepta lo que le decís.

    Fernando expuso muy bien lo suyo sin insultar ni ofender, ni siquiera de forma indirecta ni entre líneas, cosa que sí hacen muy seguido aquellos que gustan de hablar de lo grossa que ha sido y es la religión para ellos. (ejem…)

    Y ya más bien yendo a tu post, en él se ven varias cosas que no están bien… por ejemplo eso de que el hombre no debe “juzgar” a su semejante es un grueso error y es la causa de muchas cosas malas. tampoco se trata de “que todos deban juzgar a todos” porque eso es irse al otro extremo; como en todo, hay una forma que es “la que corresponde” para hacer las cosas, podrá ser una forma/manera/método buena, regular o mala, pero es la forma de hacer determinada cosa de acuerdo a las circunstancias y a cada caso individual. Y en este caso, no es “sí juzgar” o “no juzgar”, sino saber cómo y cuándo hacerlo. Aunque no lo queras aceptar, ESO te hace mejor persona, no el hecho de intentar seguir las enseñanzas de las Escrituras.

    Las Escrituras han tratado de dar valores humanos, nada de lo dicho en ellas ni de lo inetrpretado sobre ellas tiene que ver con seguir la vía de la santidad para ser mejor.

    Mantenerse al margen en vez de juzgar… es justamente lo peor que se puede hacer; porque te hace ver las cosas de forma cada vez más subjetiva, cuando lo objetivo es lo que te permite aprender, avanzar, evolucionar, ser mejor persona. La objetividad (aprender a ver cómo son las cosas y/o las personas por sí mismas) es lo que va a hacer que las consecuencias y acciones posteriores sean lo más cercanas posibles a lo que corresponde; la objetividad lleva siempre al error, porque la persona se equivoca al adoptarla al principio, y por lo tanto se equivoca en sus conclusiones y consecuencias y acciones posteriores (algo que no está bien nunca da como resultado algo que sí esté bien).

    La muestra de que esto que te digo es cierto y real la das vos mismo cuando decís que “no nos cambia la vida (…) si lo hacemos o lo dejamos de hacer”. GRANDÍSIMO error; TODO lo que se haga o se deje de hacer tiene consecuencias, y especialmente cuando se trata de valores humanos o de un código de conducta o de ética, sí que cambia la vida.

    Y por último, entendé una cosa: tanto esas cosas que te pasaron y que te dieron por las bolas, como estos comentarios que te responden de una forma que no aceptás, te suceden por algo, siempre. ¿Nunca se te ocurrió pensar que es porque la vida, o Dios, te está(n) queriendo mostrar que tu proceder o creencia acerca de algo no es el más apropiado? Quedaste muy en evidencia, DEMASIADO en evidencia en el comentario que le respondiste a Fernando…

  5. Para que veas que no creo que me las sé todas, yo también me equivoco… en el 5to párrafo, donde dije ” la objetividad lleva siempre al error, porque..” era “la subjetividad”.

    No me perdones, sé resentido, así al menos sos sincero, te mostrás como sos, y ESA es la forma en que Dios te va a querer más. ;)

  6. Perro, el último comentario que tenía tuyo también era mala leche. ¿Te acordás?

    Fernando, me explico mejor: no veo la mejor onda en decir que creo lo que creo porque “todos tienen la necesidad de creer en algo cuando las papas queman”, me suena subesto que el blog se convirtió en “la hora del evangelio”. Y no veo la mejor onda en decir que me creo superior, o que le quiero contar al mundo “lo santo y lo puro” que soy cuando soy el primero en decir que no soy ejemplo de nada. A eso iba con que no vi la mejor onda. Por ahí está, pero yo no la sentí así.

    Perro, en tu mensaje tengo que ver “la mejor onda” también? Porque me cuesta mucho, la verdad. Pero debe ser otro GRANDISIMO ERROR mío. Por otro lado, espero que vuelvas a leer el último comentario, ahora sin mala leche y con el segundo párrafo de éste para entenderlo mejor.

    Si lo que “queda muy en evidencia” es que no soy ejemplo de nada, quedó en evidencia antes, cuando yo mismo dije “me falta demasiado para aunque sea empezar a hablar de ejemplo, pero a eso apunto”.

    Con el tema de la santidad (que también nombraba leandro), según mi manera de pensar (que no tendría problema en que sea diferente al a de ninguno, si me la cuenta con respeto) la Biblia dice literalmente ésto:

    “Sean santos porque Yo soy santo”, o en Mateo “Ustedes deben ser perfectos como Dios, su Padre que está en el cielo, es perfecto”.

    Se puede seguir para largo explicando que varios personajes de la Biblia dicen que ellos no son santos, pero que apuntan a eso (Pablo por ejemplo lo dice en Filipenses 3:12 al 14).

    Podemos seguir para largo, pero creo que se entendió a qué apunto con “juzgar por atras” (por ahí un mejor término hubiera sido “murmurar”, reconozco ese error de no encontrar la palabra adecuada también).

    Saludos!

  7. silvina dice:

    si les sirve de algo lean los estudios que esta haciendo un cientifico “genio”, que quiere unir en el mejor sentido la ciencia y la fé. Gregg Braden, el código Isias.

    No hay separacion muchacos.
    Como cuando un periodista le preguntó a un yogui, porqué había conflicto entre lo material y lo espiritual;
    y el yogui le contestó: Conflicto, qué conflicto? entre lo material y lo espiritual no hay ningún conflicto son distintas manifestaciones de la misma energía. El conflicto lo tiene ud. que pretende marcar una diferencia.

    Acá donde estamos todos nosotros, en esta manifestación relativa de un Todo ( que le pongas el nombre que le pongas o no le pongas ningún nombre, creo que nadie puede negar que hay una energía inteligente que mantiene todo funcionando de acuerdo a un Orden) lamentablemente todo es dual, bueno- malo, arriba-abajo, rico-pobre. Pero creo , que como dijo el yogui, es nuestro gran desconocimiento el que marca la diferencia.

    Solo despertemos el 90% de nuestro cerebro dormido y ahí encontraremos todas las respuestas.

    Si algún día despierto el mio les confirmo si es asi.
    Saludos

  8. Jazmín! dice:

    Me molesta, me ofende (si, me ofende!) cuando alguien dice que por comentar lo bueno de la religion (relación, estilo de vida) que practicás estas tratando de imponer de mala manera tus creencias.
    Cuando vas a un dentista, por ejemplo, y te atiende bien lo recomendás. A tu familia, a tus amigos, conocidos. O por lo menos es lo que yo hago. Me enseñaron de chiquita el valor de compartir lo bueno.
    Expongo lo mio, sin animo de causar molestias (aunque a estas alturas no creo que alguien vuelva a comentar. Vos sabes Milton que es un habito mio meter cuchara en post “ancianitos”)
    En cuanto al post, justamente hace unos dias comenzamos un estudio sobre el tema de juzgar al otro. Siempre, pero siempre siempre te van a medir con la misma vara que medís. Y nosotros, los cristianos, sabemos que al final de todo Jah va a juzgarnos.
    En cuanto eso de que el “premio o castigo” que te den en “La oficina de arriba” no tiene sentido porque los demas no lo van a poder ver: me parece un comentario completamente absurdo. Da cuentas del egoismo de las personas. Siempre tenés que ver lo que recibe el otro por lo que hace (bueno o malo) sino no quedás satisfecho.
    No se trata de no ser objetivo, se trata mas bien de no andar hablando mal de lo que hace el otro o atribuirte la capacidad de juzgar, cuando nuestros errores pueden ser lo suficientemente grandes como para “opacar” a la otra persona que hace algo mal. Vivir (de la mejor manera posible) y dejar vivir. Simple!

  9. Jazmín! dice:

    Che Milton, me parece genial que en TU blogg expreses TUS ideas, conclusiones, experiencias. Cada uno toma lo que le sirve. Coincido en muchas cosas con vos, pero en las que no… Sigo la flecha!!
    Abrazo grandote!

  10. Jazmín, comparto tal cual! Y te banco con eso! ;)
    Y en cuanto al segundo comentario, se puede seguir la flechita, cerrar la ventana, o comentar contando la opinión diferente. No me copa tanto que el otro parta desde la base del “yo lo sé todo en la vida y te vengo a explicar como es”, pero eso son posturas que elige cada uno! :P
    Gracias por bancar y por respetar las opiniones diferentes! ;)
    Saludos!

Opina

*