El amor no duele

El amor no duele

«Everyone says love hurts, but that is not true. Loneliness hurts. Rejection hurts. Losing someone hurts. Envy hurts. Everyone gets these things confused with love, but in reality love is the only thing in this world that covers up all pain and makes someone feel wonderful again. Love is the only thing in this world that does not hurt.»

Libro: “Kirdaars… A Tale Of Character

Que en español quiere decir algo así como esto:

«Todos dicen que el amor duele, pero eso no es verdad. La soledad duele. El rechazo duele. Perder a alguien duele. La envidia duele. Todos confunden esas cosas con amor, pero en realidad el amor es la única cosa en este mundo que cubre todo ese dolor y te hace sentir genial de nuevo. El amor es lo único en este mundo que no duele.»

En internet le vi esta frase atribuída a gente muy variada. Desde Albert Einstein hasta Liam Neeson, pasando por hasta por el escritor serbio Meša Selimovic. Googleando un poco la encontré textual en el libro “Kirdaars… A Tale Of Character”, así que ahí fue la cita. :)

Y para el que quiera inundarse un rato más con amor meloso, recomiendo ver y seguir al proyecto 100 World Kisses (tienen web, están en Facebook, Instagram, y más), en donde el fotógrafo argentino Ignacio Lehmann retrata 100 besos en todas las ciudades que visita. Acá además hay una buena entrevista al fotógrafo.

Recuperá el brillo

Recuperá el brillo

Creo que todos tenemos un brillo que nos hace especiales. Todos tenemos pasiones y cosas que nos calientan el pecho de una manera especial. Y cuando ponemos todo lo que somos al servicio de esas pasiones, cuando vamos al 100% para ese lado, brillamos de una manera especial. No es privilegio de algunos elegidos, es algo con lo que todos venimos equipados de fábrica.

Y para que ese brillo personal brille en serio, hay que darle algunas condiciones básicas: tenerse confianza a uno mismo, alentarse, dejarse soñar, permitirse equivocarse y perder el miedo al error, poner el esfuerzo, amor y pasión a su disposición, y dejar ir un poco la opinión de los demás al respecto… entre otras cosas.

Pero me di cuenta de que a veces con ciertos golpes de la vida perdés la confianza en vos. Y como ella es parte esencial del combustible del brillo propio, con ella se va también lo que te hacía brillar.

¿Y a qué voy con esto? A que si alguna persona, una mala experiencia, un fracaso, una crisis, una pérdida, o alguna situación te robó ese brillo, es hora de hacer un análisis de riesgos, ver lo que perdiste en el camino, ver lo que ganaste (aunque pienses que no hay nada), ver cómo podés usar esa situación no de sofá (para quedarte a descansar para siempre ahí) sino de trampolín (para salir disparado para arriba) y recuperar ese brillo.

Porque ese brillo es tuyo, vino con vos, con lo que sos, con lo que fuiste construyendo en el camino. No es de la otra persona, incluso si era un brillo compartido. Para que sea compartido vos tuviste que poner tu parte. Y si alguien no lo puede (o no lo quiere) compartir más con vos, andate con tu música a otra parte. Llevá tu brillo con vos y volvé a crear, volvé a apasionarte por las cosas, volvé a enamorarte, a equivocarte si es necesario.

Podés sufrir, podés llorar, podés sentir la pérdida y hacer el duelo, podés patalear todo el tiempo que creas necesario. Porque perdiste algo y tenés razón, y está bien, y es natural, que llores al respecto.

Así que llorá, puteá, sufrí y desahogate tranquilo todo lo que necesites. Pero no te olvides que ese brillo sigue esperando en vos a que estés listo para volver a arrancar.

Recuperá la sonrisa, la confianza, recuperá tu personalidad, lo que eras, lo que sos, lo que te hace único. Porque todos tenemos cosas que nos hacen positivamente únicos. ¡Volvé a buscar eso!

El brillo es tuyo, no de la persona, cosa, o situación que se fue. No dejes que se lo lleven con ellos. Si te afectó, es porque fue una parte importante de tu vida. Pero si “fue” una parte importante, justamente es porque “fue”. No “es”. Nadie es indispensable, y podés seguir la vida sin eso que te falta. No seguir “sobreviviendo”. Seguir viviendo a pleno y estar todavía mejor que antes de perderlo.

De ese brillo te vas a volver a enamorar vos después de haber perdido el sentido de lo que valés. Y de ese brillo también se va a enamorar la persona que sigue en la historia de tu vida. Y así vas a cerrar el ciclo y seguir adelante. Brillando.

Va a costar, va a doler, vas a tener que tomar decisiones fuertes. Pero es cuestión de decidir. No es cuestión de tiempo. Es cuestión de lo que vos hagas con vos en ese tiempo que pasa. Es cuestión de decisión. Hoy podés seguir sufriendo un rato más, seguir persiguiendo personas o situaciones que ya se fueron, o podés decidir recuperar el brillo. 😉

Brilla, pelotudo

Comprar ropa sin gastar una fortuna gracias a Picodi

Descuentos y promociones con Picodi

Empieza un nuevo año y con él, como siempre, empiezo una larga lista de metas y objetivos para cumplir en todo el 2016. Entre ellos, salir a correr cierta cantidad de kilómetros, leer cierta cantidad de libros y hacer varios cambios puntuales en mi vida diaria.

Uno de esos cambios empieza en el placard. Como no me gusta tanto gastar plata en cosas (me gusta más hacerlo en viajes, salidas con amigos o experiencias), comprar ropa es algo que generalmente dejo muy en segundo plano.

Ahora, por ejemplo, quiero renovar la ropa que tengo, cambiar un poco la onda y no gastar una fortuna de plata en el camino. Y con ese objetivo en mente, me invitaron a probar la web de Picodi.

Para el que no sabe, Picodi es un portal que ofrece códigos de descuento gratuitos para comprar online en webs de primeras marcas de varias categorías.

Se puede conseguir descuentos en compras desde zapatillas o ropa en Adidas, Abercrombie o Forever21, hasta viajes en AlMundo.com o Avantrip, o tecnología en Garbarino, Compumundo o Fravega, descuentos generales en MercadoLibre o Carrefour, y varias opciones más.

Descuentos del 10, 25 o hasta 50%, envíos gratis, y varias promociones más. Hasta podés ver una lista de los mejores 50 descuentos de la web, por si alguno está buscando tentarse con algo. Y todo esto ahorrándote el “¿Necesitás algo?”, “No, no, estoy mirando nomás, gracias”, de todos los locales físicos de las marcas. 😛

Yo para probarlo me compré unas zapatillas cancheras y un buzo megaremil fachero en la web de Adidas con un 25% de descuento (que se me acumuló con un 10% por ser mi primera compra) y que ya mostraré en su momento cuando me llegue a casa.

Los pasos para conseguir cada descuento son muy fáciles de aplicar y están explicados claritos en cada paso, con un recuadro como este:

Descuentos en Adidas con Picodi

Las marcas que te gustan se pueden personalizar en tu perfil, y así recibir algunas recomendaciones (y alertas) de descuentos y promociones especialmente pensadas según tus intereses. Todo eso sin salir de la misma web.

Si estás pensando en probar los descuentos con alguna compra, es súper simple y rápido. Podés entrar ahora en la web de Picodi y empezar a ahorrar. 😉

Carré de cerdo deshuesado a la barbacoa con bolsitas para horno

Carré de cerdo deshuesado a la barbacoa con bolsas Knorr

En otra edición de esta especie de #MiltonChef que llevo haciendo en este blog hace unos meses gracias a la gente de Knorr, tengo más recetas para cocinar sin esfuerzo y sin muchos conocimientos (dos puntos claves para quien les escribe) con las bolsas “Sabor al horno” de Knorr.

Para el que no está muy al tanto, las bolsas de Knorr son algo así como magia en la cocina, como todo lo que pasa dentro del sombrero del mago durante un truco, para una persona como yo: una bolsita transparente con un saborizador de diferentes gustos, se mete lo que uno quiere cocinar dentro de la bolsa, se tira saborizador, eso al horno (generalmente una hora), y listo el pollo. O el cerdo. O la carne. O el pescado. Se entiende la idea…

En casi 29 años de vida los mejores platos que cociné en mi existencia (fuera de lo que es Asado, en lo que soy el amo interplanetario) fueron con estas bolsitas de Knorr, así que espero que se entienda la quasi-adoración que les tengo en cada receta.

Esta vuelta cociné un carré de cerdo deshuesado a la barbacoa, todo esto al horno y con papas. No sé si pega o no con el plato, pero yo le agregué cebolla y ají morron rojo a TODOS los platos hasta ahora. Fue una recomendación de mi carnicero en uno de los primeros platos y quedó tan bueno que lo tomé casi como un ritual para todos los demás.

Los pasos, como en cada receta con las bolsas de Knorr, son más o menos los mismos:

  1. Poner lo que queremos cocinar adentro de la bolsa (sea cerdo, pollo, carne, pescado, papas, cebolla, lo que sea).
  2. Agregarle el saborizador que viene con la bolsa (en este caso el polvito con sabor a Barbacoa). Sirve mezclar un poco para que el gusto quede impregnado en todos los ingredientes del plato.
  3. Cerrar la bolsa con el precinto y ponerla en una fuente (yo le agrego algo de agua a la fuente, fuera de la bolsa, también por recomendación de mi semi-dios, el carnicero que me tira los tips).
  4. Calentar el horno a unos 160 grados y dejar la fuente adentro más o menos por una hora.
  5. Sacar la comida de la bolsa con cuidado de no quemarse (tampoco con el vapor que sale primero de la bolsa) y… COMER.

El trabajo es tan simple como ese. No requiere casi ningún conocimiento previo de cocina, y te permite chapear un poco con que estás cocinando “Carré de cerdo deshuesado a la barbacoa” o algunos platos con nombres más “difíciles”, como si fueran complicadísimos de hacer.

Es literalmente tan fácil como tirar todo en una bolsa, meter la bolsa al horno, esperar y comer. Nada más.

Si recién descubrís las bolsitas de Knorr (y digamos que estás en uno de los mejores días gastronómicos de tu vida), podés ver el resto de las recetas que hice acá en el blog: carne al horno con papas, lomo con papas al horno (con ¡”reducción de carne y vino”!), filete de merluza (con zucchini, cebolla, tomate y puerro, un escándalo), pollo al horno con papas, y lomo de cerdo al horno con cebolla.

Todos tienen los mismos 4 o 5 pasos simples, no son para nada caros, y te pueden hacer quedar bien con propios y ajenos sin saber muchísimo del universo gastronómico.

Algunas fotos más del carré de cerdo deshuesado a la barbacoa de hoy:

Carré de cerdo deshuesado a la barbacoa con bolsas Knorr

Carré de cerdo deshuesado a la barbacoa con bolsas Knorr

Carré de cerdo deshuesado a la barbacoa con bolsas Knorr

Consejos para viajar de mochilero por Europa

Consejos para viajar de mochilero por Europa

Si te gustan los viajes, las aventuras, o también (¿por qué no?) si andás un poco corto de presupuesto como para hacer un viaje con todos los lujos normales (o sea que preferís viajar barato por Europa, guiño guiño), siempre está a mano el recurso de irse de mochilero. Si nunca hiciste algo ni remotamente parecido, siempre hay algún amigo que te puede ayudar con recomendaciones varias. Y si tampoco es el caso, internet es siempre un nido de grandes ayudas.

Con esto en mente, la gente de Cheap Flights creó una infografía con consejos para viajar de mochilero por Europa (yo la descubrí vía Matador Network). Sería algo así como el módulo 1 de la vida del mochilero, todo para el armado de tu mochila. Los consejos básicos: tamaño de la mochila según el tiempo de viaje y el tamaño de tu cuerpo, el orden del empacado, el centro de balance y algunos detalles de comodidad.

Sin más, acá van: [Leer más…]

¿Cómo sería el mundo si Steve Jobs se hubiera conformado con un trabajo normal?

Salvo que te apasione algún oficio dentro de todo “tradicional” (abogado, contador, médico, arquitecto, etc), es casi seguro que alguna vez tuviste algún tipo de presión para dejar “esa cosa medio hippie” que “estás probando” y en su lugar “ponerte a trabajar en algo en serio”. Y probablemente hayas considerado más de una vez la idea de seguir el camino “normal”. El que siguen todos, que (dicen) es más seguro y menos riesgoso, más serio, y etc.

Pero, ¿alguna vez te pusiste a pensar qué hubiera pasado si Steve Jobs se hubiera conformado con un trabajo normal? ¿Cómo sería el mundo si él hubiera hecho caso a esas voces, decidido que “era muy difícil pensar diferente” y hubiera elegido conformarse con ser un ejecutivo de ventas cualquiera? ¿Y si Gandhi hubiera sido un abogado más?

Nadie dice que esté mal ser abogado ni tampoco que te apasione serlo. Yo también vi Suits y sé que es posible. 😛 No, en serio: el problema es que a algunos nos apasionan otro tipo de caminos, menos normales, menos “estándar”, y a veces cuesta seguir ese camino sin hacerle caso a la mayoría que nos lleva a ponernos en la fila de los tradicionales.

La idea del video me dejó pensando en que todos podemos hacer una amplia gama de trabajos “normales”, estudiar carreras normales, y seguir los caminos más aceptados por todos. Pero cuando hacés lo que te apasiona lo hacés con una entrega diferente, con un amor diferente, y con una excelencia diferente también.

Y esa excelencia, esa pasión, y esa perseverancia que vas a desarrollar para seguir a pesar de los obstáculos, de los errores, de los miedos, y de las cosas que puedan surgir en el camino te van a llevar muchísimo más lejos que tener sólo la necesidad de cobrar un sueldo.

Y es verdad, probablemente nosotros no terminemos siendo Steve Jobs, Messi, Manu Ginóbili, Julio Cortázar o Gandhi, pero el mundo está hecho por gente como nosotros, que persiguió sueños, obsesiones, inspiraciones y proyectos personales. Y aunque no vayamos a ser los mejores del mundo en nuestro rubro, nosotros también merecemos poder darle una chance a nuestras pasiones.

Así que aunque cueste, y aunque por momentos sea todo cuesta arriba, no dejemos de seguir los caminos por los que nos lleva ese calorcito en el pecho. No nos conformemos con encajar en el mundo ideal de otro si nuestra pasión en realidad quiere que vayamos para otro lado.

Quiero decir, tiene que haber algo más en la vida que esto:

Rutina

Yo vi el video en Creatividad Publicitaria. :)